Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

A pesar de toda la información que disponemos y de la educación sexual, siguen existiendo tabúes en torno a la menstruación. Ya fueron muchos los mitos que se implantaron y poco a poco fueron desapareciendo, como el no poder bañarse durante esos días, hacer ejercicio físico o incluso cocinar ciertos alimentos.

Aún así, hoy en día hablar de menstruación sigue teniendo una connotación negativa: “estoy en esos días”, “tengo eso”, “estoy malita”, “estoy indispuesta”, … Incluso muchos hombres la utilizan con un tono de burla al decir “estás en esos días”, “te pones de mal humor”, “como se nota que tienes la regla”, entre muchas otras.

Y al hablar de menstruación y sexualidad no nos quedamos atrás, reforzando en muchas ocasiones este tabú. Si bien es un tema muy personal, donde cada pareja decide si mantener o no relaciones sexuales durante la menstruación, cabe tener presente que no existe nada de malo, e incluso se han encontrado beneficios.

A tener en cuenta

regla

La menstruación no es nada malo ni perjudicial para la salud, la menstruación es algo natural, donde se da el desprendimiento del endometrio, es decir, las capas del útero que se expulsan al no haber un óvulo fecundado. El periodo de sangrado tiene una duración media de 5 días, variando su cantidad y duración en función de cada mujer.

La comunicación en pareja es el primer paso fundamental. Hablar ambos para saber si nos apetece, si nos importa, si nos gusta o no. Lo importante es que ambos estemos cómodos y podamos disfrutar de las relaciones sexuales todos los días del mes, independientemente de la presencia de la menstruación, ya sean parejas de hombre y mujer o dos mujeres.

Varios estudios han demostrado que el nivel de deseo sexual en muchas mujeres aumenta durante el periodo, debido a que los niveles de progesterona bajan, y la libido aumenta. Por tanto, muchas mujeres se sienten más excitadas durante los días de la menstruación, aumentando su actividad sexual.

Durante los días de menstruación la lubricación de la vagina es mayor, por lo tanto las relaciones con penetración pueden ser muy placenteras. Así como también a través del coito puede disminuir la inflamación e incluso a través de los orgasmos, al liberar oxitocina, los dolores menstruales disminuyen.

Algunas recomendaciones

ducha

La higiene durante estos días es importante, podemos lavarnos la zona vaginal antes y después de mantener relaciones sexuales. Si nos preocupa manchar la cama o donde vayamos a mantener relaciones, podemos poner una toalla debajo. Otro lugar por ejemplo donde mantener relaciones es la ducha o la bañera.

Aunque el riesgo de embarazo durante la menstruación no sea muy elevado, éste existe, recordamos que los espermatozoides viven alrededor de 72h horas vivos dentro del útero. Por tanto, si no tomamos ningún método anticonceptivo hormonal, debemos utilizar preservativo, tanto para prevenir embarazos como ITS. Igual de recomendable es utilizar preservativo si utilizamos algún juguete erótico para la penetración, así como lavarlo correctamente tras su uso.

Si el sangrado es muy abundante, podemos mantener relaciones cuando éste sea menor, al tercer o cuarto día. También podemos tener en cuenta las posturas, podemos buscar la que nos haga sentir más cómodas, por ejemplo tumbadas, donde podamos controlar mejor el descenso del sangrado, en caso de molestarnos.

El hecho de tener la menstruación no debería limitar nuestra sexualidad, se puede disfrutar igual en cualquier momento y con una buena higiene. Si bien hay mujeres que tienen muchas molestias o se sienten menos deseantes esos días, no deben forzarse a hacerlo. Recordamos que la sexualidad es algo para disfrutar y haremos lo que nos apetezca y nos parezca placentero.