Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Volvemos a darle vueltas a la eterna pregunta: ¿el tamaño importa? En un reciente artículo os explicamos como un grupo de investigadores llegó a la conclusión de que, lejos de importar el tamaño del miembro viril en si mismo, lo que importan son un conjunto de factores (y el tamaño no es el primero de la lista precisamente). Hoy, sin embargo, otro estudio publicado en PloS ONE nos hace volver a preguntarnos esto. Y es que, según la investigación llevada a cabo por la Universidad de California y la Universidad de Nuevo México, el asunto depende de la situación.

El tamaño importa, según cuándo y con quién se use

sexo_casual_adolescentes

El estudio, todo sea dicho, se llevó a cabo en una muestra pequeña de tan solo 75 mujeres heteroxesuales de entre 18 y 65 años. A dichas mujeres se les pasó un cuestionario donde se preguntaba sobre su historial sexual, el número de parejas sexuales que habían tenido, y si el tamaño del pene de su pareja había sido determinante en alguna ruptura. Además, también se pedía información sobre el porcentaje de orgasmos y el estado amoroso actual de las participantes.

¿La conclusión? Las mujeres heterosexuales preferirían un pene cuyas medidas estén ligeramente por encima de la media (que en este estudio serían 15 centímetros de largo y 12 de circunferencia en erección, aunque un meta-análisis reciente no da esas cifras). Pero… el tamaño ideal real variaría según si se tratase de una relación estable o de una historia de una noche.

Para poder preguntar sobre tamaños de forma un poco más visual, los investigadores crearon falos mediante impresoras 3D para que las participantes pudieran escoger. Fabricaron más de cien penes de diferentes tamaños, pero finalmente se quedaron con 33 para “no abrumar a las participantes con tanta variedad”. Dichas impresiones en 3D eran de color azul, sin detalles como venas, testículos u otras texturas para evitar discriminación racial y teniendo en cuenta que, según anteriores estudios, “las mujeres consideran el desnudo masculino menos atractivo de lo que los hombres heterosexuales consideran el femenino”, por lo que un pene demasiado realista podría haber provocado respuestas negativas.

Placer a corto plazo o a largo plazo

sexo_casual

Tras la encuesta y la elección de la impresión 3D por parte de este pequeño grupo de mujeres, la conclusión fue que las mujeres heterosexuales prefieren penes más grandes si se trata de una historia de una noche, pero tampoco mucho más grandes: Si solo es para “un rato”, buscaban un pene de unos 16,2 cm de largo y una circunferencia de 12,7 cm; mientras que si se trataba de una relación a largo plazo, elegían una media de 16 cm de largo y 12,2 cm de circunferencia. Como veis, tampoco es una diferencia abismal.

Así lo comentan los investigadores:

“La novedad en sí misma contribuye al placer, así que buscar un pene grande puede ir en consonancia con el objetivo de la búsqueda del placer con compañeros de una noche. Dado que las mujeres suelen experimentar más placer y orgasmos en relaciones largas, puede que prefieran penes más grandes para relaciones cortas para que el aumento de sensación física compense la menor conexión psicológica”

Evidentemente durante nuestros períodos de relación a largo placo solemos tener en cuenta qué puntos corporales provocan más placer a nuestras parejas, los llamados puntos erógenos. Esto no es posible conocerlo durante un encuentro casual de una noche, y es factible pensar que las mujeres busquen compensar esta carencia escogiendo penes más grandes.

En otras palabras, el tamaño importa, pero hay que saber en qué momento y con quién se usará, pues puede que ese tamaño esté por debajo o por encima de la media e igualmente encaje donde se quiere.

Vía | El Huffington Post.

Fuente | PloS ONE.