Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Como ya sabéis, la diabetes tipo 2 es una de las enfermedades crónicas que más quebraderos de cabeza causa a la medicina actual. Millones de personas en todo el mundo la sufren en mayor o menor grado, sobre todo como consecuencia secundaria a la obesidad (a diferencia de la diabetes tipo 1). En su día se llegó a hipotetizar que el Alzheimer podría ser una Diabetes tipo 3, y de hecho se sigue teniendo en cuenta como posibilidad.

Ahora, por si tuviésemos pocos tipos, un reciente estudio realizado por parte de la Facultad de Medicina Monte Sinaí, en Nueva York, y publicado en Science Translational Medicine nos sugeriría una gran novedad: Tres subgrupos diferentes de Diabetes tipo 2.

Diabetes tipo 2: Si no hay suficiente con un tipo, ahora tendremos tres

diabetes_tipo_3

Según los investigadores, cada uno de estos tres subgrupos de diabetes tipo 2 se enfrentaría a problemas específicos de salud, compartiendo de igual forma similitudes entre ellos relacionadas con lo conocido hasta ahora sobre la enfermedad diabética. En primera instancia podríais pensar que las diferencias de subgrupos se deben a la genética, pero no, puesto que existen diferencias clínicas significativas entre los subgrupos:

1. Un subgrupo se compondría de los pacientes más jóvenes y más obesos, propensos a sufrir enfermedad renal y ceguera.

2. El segundo subgrupo se compone de individuos con mayor riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

3. El tercer subgrupo tendría un mayor número de enfermedades asociadas, como las enfermedades cardiovasculares, enfermedades mentales, alergias y propensión a la infección por VIH.

Conociendo estos subgrupos e identificando el subtipo de diabetes tipo 2 de cada paciente podríamos ser más estrictos en las recomendaciones o más agresivos en su tratamiento y vigilancia.

Subtipos de diabetes tipo 2, aún queda mucho que investigar

Eso sí, debemos tomarnos los datos con cautela: El estudio incluyó a 11.210 pacientes del Hospital Monte Sinaí, de los cuales 2.551 sufrían diabetes tipo 2. Se realizó un análisis sanguíneo y un análisis genético de todos los pacientes y se creó un mapa en base a los resultados de dichos análisis.

Tras la elaboración de dicho mapa, los investigadores buscaron similitudes entre todos los pacientes, agrupando características comunes. Finalmente se obtuvieron tres subgrupos con base clínica, pero resultó que los mismos subgrupos compartían rasgos genéticos que los predisponían a enfermedades comunes como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

Podríamos pensar que tantos pacientes analizados son muchos, pero realmente no es así teniendo en cuenta los millones de individuos que sufren esta enfermedad. Evidentemente harán falta más investigaciones al respecto, pero los científicos responsables del estudio opinan que este tipo de análisis sanguíneo y genético a gran escala se volverá más común en el futuro, cuando los test genéticos se vuelvan más baratos.

Finalmente, no todas las conclusiones pueden darse como buenas. En este caso se han encontrado tres subgrupos comunes, pero si aumentásemos la muestra de pacientes cabría la posibilidad de poder agruparlos en muchos más subgrupos con problemas comunes… lo que finalmente puede causarnos más problemas si cabe por el exceso de asociaciones a investigar y tener en cuenta.

Vía | Medicinenet

Fuente | Science Translational Medicine.