Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Sí, las mujeres se masturban. Pero no, no todas lo hacen. En pleno siglo XXI, siguen existiendo muchos tabúes, nuestra educación sexual no está regulada y, aunque vivamos en la era de la información, vivimos mayormente desinformados….al menos, en cuanto a sexo se refiere.

Como bien sabemos, la masturbación es una práctica más que podemos practicar, ya sea a solas o en pareja, siempre y cuando nos apetezca y sea de nuestro agrado. Sin embargo, a día de hoy me sigo encontrando con jóvenes que tienen muchos tabúes en torno a este tema, y concretamente en torno a la masturbación femenina.

¿Por qué se masturba una mujer?

Muchas chicas refieren no masturbarse porque “no lo necesitan”, no tienen esas ganas o, muchas de ellas, si tienen pareja ¿para qué van a hacerlo solas?

Bien es sabido que la masturbación, más allá de la obtención del placer o de la liberación de la tensión sexual,  de una forma muy específica y, habitualmente rápida para alcanzar el orgasmo, también es una forma de autonocimiento sexual. Por ello, una persona que se masturba teniendo pareja no significa que no esté satisfecha sexualmente, sino que, a parte de ese placer que se obtiene, es conocimiento, pues nuestro cuerpo no siempre reacciona igual a los mismos estímulos y, durante toda la vida, podemos ir descubriéndonos sexualmente.

Muchas mujeres, cierto es que NO se masturban, y no es algo malo, es una elección como otra cualquiera. Si bien hay que tener presente que si una mujer conoce sus genitales, como responde su cuerpo ante estímulos sexuales y experimenta el orgasmo por sí misma, podrá disfrutar de una forma más sana su sexualidad con otras personas. Habitualmente caemos en el error de otorgarle toda la responsabilidad a nuestra pareja (sea chico o chica) en la obtención de nuestro placer, del conocimiento de nuestra respuesta sexual y de cómo nos gusta que nos toquen y donde. ¿No os parece injusto?

No somos adivinos ni adivinas, es por ello que la masturbación juega un papel fundamental en el conocimiento de nuestro cuerpo y nuestra sexualidad para después, mediante la comunicación, seamos capaces de decírselo a nuestra pareja.

¿Cómo se masturban las mujeres?

mastrbacionfemenina
Erróneamente se cree que la masturbación en la mujer es de una única manera, es decir, introduciendo los dedos en la vagina. Cosa que muchas mujeres repudian pues les genera desagrado introducirse los dedos u otros objetos en la vagina, porque no les resulta placentero, incluso les causa cierto asco.

Si eres mujer y nunca te has masturbado, te recomiendo que lo hagas poco a poco. Puedes coger un espejo y observar tus genitales (es curioso la cantidad de mujeres que ni siquiera saben cómo son sus vulvas), intentar identificar todas sus partes, observarlos sin asco, con curiosidad. Muchas chicas refieren que sus genitales son feos, les dan asco y no quieren ni verlos, esto tiene un por qué: la educación moral restrictiva que nos siguen inculcando donde la sexualidad de la mujer no es algo natural, contraria a la del hombre que sí lo es.

¿Os habéis preguntado alguna vez por qué los hombres hablan abiertamente de la masturbación y de sus proezas sexuales, mientras que las mujeres no lo hacen tanto? Es por esto mismo, por la educación sexual restrictiva que seguimos recibiendo y que, entre jóvenes, se sigue perpetuando.

Las mujeres se masturban de formas muy diversas y variadas, cada una encuentra la forma que más placentera le resulte, así como pueda ir variando a lo largo de su vida o su apetencia:

Introducir los dedos en la vagina es una forma de masturbación, pero no es la única y ni siquiera es la más común. No sólo podemos introducir nuestros dedos, sino también juguetes que nos resulten agradables (existen diferentes formas, tamaños y texturas a elegir), incluso juguetes con vibración pueden resultar muy estimulantes para la entrada de la vagina.

Clitoris
Hay que tener en cuenta que el 75% de las mujeres alcanzan el orgasmo mediante la estimulación del clítoris. Éste es un órgano cuya finalidad es exclusiva al placer, tiene alrededor de 8.000 terminaciones nerviosas y su estimulación suele ser muy placentera. ¡Ojo! Al ser una zona tan sensible, requiere preparación ya que puede resultar desagradable si se estimula muy directamente. Habitualmente requiere una estimulación, más o menos intensa, con un ritmo específico que marca cada mujer, para la obtención del orgasmo. Como observamos, el clítoris es de una mayor dimensión a la que vemos a simple vista (sólo vemos la puntita), es muy similar a un pene masculino pues también tiene erecciones e incluso un prepucio que lo cubre.

Muchas mujeres se masturban mediante el chorro de la ducha, es decir, utilizan la presión del agua contra su vulva y su clítoris, algo que puede resultar muy placentero e incluso, se puede llegar al orgasmo. Habitualmente es la forma en la que muchas mujeres inician la masturbación, pues no hay que estimular directamente con las manos y da una mayor sensación de control, bienestar e higiene.

Sin embargo, hay muchas mujeres que con solo la presión de sus genitales contra otros objetos puede resultarles muy placentero, sin necesidad de estimular manualmente ni directamente. Por ejemplo, el hecho de apretar y contraer los muslos, o el roce con la almohada, e incluso la contracción de los músculos de Kegel, son formas de masturbación más discretas que muchas mujeres realizan.

pechos
Incluso, aunque pueda resultar increíble, algunas mujeres son capaces de alcanzar el orgasmo a través de la estimulación de otras partes del cuerpo, como por ejemplo los pechos, o sin ni siquiera tocarse, como por ejemplo a través de sueños o fantasías/pensamientos sexuales.
Cómo veis, son muchas las formas en las que una mujer puede masturbarse y existen muchos motivos para hacerlo, así como muchos beneficios para ello, ya sean hombres o mujeres. Lo que es importante es que, tanto si una mujer se masturba como si no, el hecho de decirlo es una elección, no olvidemos que pertenece a nuestra intimidad y no tenemos por qué airear lo que hacemos sexualmente. Así como es muy habitual encontrar mujeres que no se masturban y no lo viven como un problema porque, recordamos, es una elección más de cómo expresar nuestra sexualidad.

Fuente: Tu sexo es tuyo, Sexo para torpes.