Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Llegada la época invernal, es fácil oír o sufrir en nuestras propias carnes los típicos resfriados o gripes a la orden del día: Tos, mucosidad, congestión…

Como es lógico, a todos nos gustaría echar mano de fórmulas mágicas contra dichos síntomas, pero bien os explicamos hace poco los descongestionantes nasales NO sirven para nada, y el paracetamol contra la gripe tampoco.

Pero, ¿y los medicamentos contra la tos, como la codeína? ¿sirven para algo? Según un reciente estudio publicado en el British Medical Journal Case Reports la respuesta es, de nuevo, similar a las anteriores: La codeína NO es recomendable contra la tos, e incluso podría ser peligrosa.

La codeína y sus posibles efectos adversos

En este caso se ha llegado a describir un grave efecto adverso por el uso excesivo de codeína, y es que una niña de 14 años ha llegado a sufrir un estado de confusión por abusar de este medicamento que puede comprarse actualmente sin receta médica en nuestro país, y que hasta ahora forma parte de diferentes preparados que teóricamente servirían para aliviar los síntomas del resfriado en general y la tos en particular.

¿Lo peor? Hasta la fecha, los médicos hemos advertido por activa y por pasiva de la poca evidencia que demuestre el beneficio de la codeína como medicamento contra la tos, y del exceso de riesgo que sí acarrea su uso. La codeína es un analgésico opioide, es decir, un fármaco familia de la morfina (aunque evidentemente menos potente). Su uso indiscriminado, al venderse sin receta y sin la evidencia necesaria, hacía muy factible que ocurriese algún caso de este tipo.

La intoxicación por codeína es posible

codeina_prohibicion

Como todos en esta vida, los excesos no son buenos, y la intoxicación por codeína puede llegar a incluir síntomas como la depresión del sistema nervioso o la depresión respiratoria, picazón y rubor; se había descrito la posible confusión mental, pero se consideraba inusual (aunque en el caso de esta niña se llegó hasta el punto de perder la capacidad de crear nuevos recuerdos, dormía hasta 20 horas diarias y perdió capacidad de atención).

Durante los síntomas de gripe de la pequeña, a lo largo de 15 días, tomaba entre dos y tres cucharadas de codeína diarias (sin exceder la dosis recomendada de 3 a 6 cucharadas), superando así la duración máxima recomendada de tan solo 3 días seguidos: Cada cucharada son 15 mg de codeína, lo que hacen entre 450 y 675 mg en 15 días (y la dosis máxima recomendaba son 270 mg en todo un tratamiento).

La codeína en España

Para finalizar, cabe destacar que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) restringió en marzo de 2015 el uso de codeína a tan solo dos medicamentos comercializados y solo en niños mayores de 12 años y mujeres que no estuviesen embarazadas o dando leche materna (incluyendo, además, la prohibición a menores de 18 años con problemas respiratorios).

De nuevo, la evidencia es escasa, y el abuso de codeína sin limites por ser un fármaco sin necesidad de receta puede llegar a tener consecuencias graves. No olvidemos que hablamos de un derivado de la morfina que, aunque menos potente, en exceso puede tener graves efectos adversos.

Vía | Infosalus.