Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Cómo pueden los coches autónomos detectar carreteras peligrosas?

¿Cómo pueden los coches autónomos detectar carreteras peligrosas?

Este ingenioso sistema de la IEEE permitirá a los coches autónomos detectar carreteras peligrosas y evitar accidentes.

Este ingenioso sistema de la IEEE permitirá a los coches autónomos detectar carreteras peligrosas.

Se acerca el día en que finalmente podamos viajar en un coche autónomo de manera habitual por las carreteras de nuestro país, como ya ha ocurrido en el trayecto entre Vigo y Madrid.

Pero mientras llega ese día, los sistemas que equipan este tipo de vehículos se van puliendo día a día para aumentar la seguridad. Pues uno de los mayores factores de riesgo a la hora de viajar por carreteras en cualquier tipo de vehículo, son las condiciones climáticas que afectan a la vía, algo que empiezan a ver los coches autónomos.

Micrófonos en los nuemáticos

Acorde a los datos publicados por el gobierno estadounidense, entre 2002 y 2012, más de un 20% de los accidentes al volante fueron producto de las malas condiciones climatológicas y su impacto en el asfalto. Con motivo de reducir estas cifras, el Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE) ha desarrollado un sistema basado en redes neuronales, para leer las condiciones de la vía y adaptar el comportamiento de los coches autónomos a las circunstancias ambientales.

detectar carreteras peligrosas

Para ello, el IEEE ha ideado un sistema basado en micrófonos que recogen el sonido generado por los neumáticos de un vehículo autónomo mientras circula por el asfalto, con idea de identificar el estado de la vía en función del sonido que emite mientras circula el vehículo en cuestión. Mediante una red de inteligencia artificial, y la conjunción de los datos recogidos por varios vehículos de una zona concreta, pueden determinarse las circunstancias de conducción y ajustar el tipo de conducción a las necesidades.

Incluso mientras el vehículo se mantiene detenido, este sistema recoge datos de vehículos colindantes para generar lo que podría ser un mapa climático en el que se reflejan las condiciones de las carreteras. Acorde al artículo publicado en arXiv sobre esta tecnología, estaríamos ante un sistema que aumenta las capacidades de la conducción autónoma mientras disminuye drásticamente los casos de accidentes fruto de condiciones climáticas.