Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Si en alguna ocasión has pensado que tu cuerpo colabora poco o nada a la hora de perder peso, por muchas horas y más horas de ejercicio a las que te sometas, hoy podemos confirmar que estabas en lo cierto: Tu cuerpo te esta trolleando, y no quiere que pierdas peso, pero lo hace por tu bien (aunque creas lo contrario).

Entrenar de forma intensa no te ayudará a perder tanto peso como quieres

corazon ejercicio

Al menos a esa conclusión han llegado los investigadores de la Universidad de Loughborough, dirigidos por David Stensel. Lo que sucedería no es más que un mecanismo de adaptación física: Aquellos individuos que son más activos físicamente, también son más eficientes en el uso de la energía, por lo que finalmente acaban consumiendo menos calorías al hacer el mismo ejercicio que alguien menos preparado físicamente.

En otras palabras: Si llevas mucho tiempo haciendo ejercicio y sigues queriendo bajar de peso, tu cuerpo quemará menos calorías que antes, y el objetivo de vencer a la báscula estará más lejos.

Para llegar a tal conclusión, los investigadores usaron wearables para medir los niveles de actividad de 332 personas con diferentes estilos de vida, incluyendo personas de países tan dispares como EE.UU., Ghana, Jamaica, Sudáfrica y las Seychelles. También calcularon su gasto energético basal mediante el uso de isótopos marcados en el agua de bebida, y midiendo el tiempo que tardaban en procesarlos y expulsarlos en forma de orina.

Como ya suponían los investigadores, aquellos individuos moderadamente activos quemaban más energía por día que aquellos más sedentarios. Sin embargo, al estudiar a aquellos que eran más activos todavía, detectaron que consumían la misma energía que los moderadamente activos a pesar de hacer más esfuerzos durante el día: Eran más eficientes energéticamente.

Las otras bondades del ejercicio físico para tu cuerpo

ejercicio

En estudios anteriores se sugería que la tasa metabólica de reposo aumentaba en aquellos individuos que hacían más ejercicio. Es decir, que sin hacer nada, un individuo activo fisicamente quemaría más calorías por el simple hecho de ser activo que uno sedentario. Sin embargo, dichos estudios cometieron el error de medir esta tasa metabólica demasiado pronto, justo después de una sesión de deporte (aumentando así el gasto energético basal, que sería engañoso).

A pesar de esto, es necesario añadir que el ejercicio físico no solo sirve para perder peso, ¡ni mucho menos! Existen muchos otros beneficios del ejercicio físico, y puede que algunos de ellos ni siquiera se te hayan pasado por la cabeza:

– El ejercicio físico podría ayudar a prevenir el Alzheimer.

– El ejercicio físico mejora la función de tu corazón.

– El ejercicio físico previene la disfunción eréctil.

– El ejercicio físico es un gran aliado contra la ansiedad y la depresión.

– El ejercicio físico puede ayudar a combatir el cáncer.

– El ejercicio físico mejora el desarrollo cerebral.

ejercicio cardiovascular

Por todas estas, y muchas otras razones, no debemos ver en el ejercicio físico tan solo una forma de perder peso, sino que existen muchísimas otras razones para ejercitarnos cada día.

Vía | New Scientist.

Fuente | Current Biology.