Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Hoy en día son muchos los métodos anticonceptivos entre los que se puede elegir: preservativos, píldoras, parches, DIU… Todos ellos tienen una efectividad muy alta, pero ninguno llega a un 100%, por lo que siempre puede haber algún sustillo, como la rotura del preservativo. En ese tipo de casos hay dos opciones: esperar a ver qué pasa o tomar la pastilla del día después.

Esta última suele ser una buena opción, ya que garantiza casi totalmente que el posible embarazo que podría tener lugar nunca llegue a ocurrir. Sin embargo, debemos tener en cuenta que sus efectos son muy fuertes, por lo que no se debe abusar de ella.

La pastilla del día después: Así funciona

Levonorgestrel

La pastilla del día después varía en cada país, aunque en España, por lo general está compuesta por levonorgestrel, una hormona sintética de la familia de la progesterona. En dosis diarias muy bajas (30 µg) se puede utilizar como anticonceptivo convencional, pero la píldora del día después contiene una dosis mucho más alta, de 1’5 miligramos, que se puede ingerir en una sola toma o en dos tomas de 0’75 mg espaciadas por un periodo de doce horas.

000222580

Como sabéis, las mujeres tenemos un ciclo menstrual de unos 28 días, que está compuesto por una serie de fases que se suceden a medida que van variando las cantidades de algunas hormonas. Una de estas hormonas es la progesterona, que se encuentra en sus niveles más bajos durante lo ovulación. Por eso, si el organismo recibe de golpe una dosis muy elevada de progestágenos como el levonorgestrel, se alterará el ciclo menstrual, retrasándose la ovulación y, por lo tanto, eliminando casi completamente las posibilidades de embarazo.

Además, también actúa sobre el moco cervical, favoreciendo que éste impida el acceso de los espermatozoides al óvulo. Es importante tener en cuenta que este fármaco no tiene efectos abortivos, por lo que si la implantación ha comenzado ya no habrá nada que hacer. Por eso, se debe tomar cuanto antes mejor y nunca al pasar las 72 horas desde el coito.

¿Qué problemas conlleva abusar de la pastilla del día después?

Menstruación-2

Si alguna vez la habéis tomado o conocéis a alguien que lo haya hecho, es muy posible que conozcáis los muchos efectos secundarios que conlleva, desde menstruaciones muy dolorosas y con grandes hemorragias hasta vómitos.  No existen estudios concluyentes que adviertan de un claro peligro en la toma repetida de esta pastilla, aunque sí que es cierto que hay algunos que lo asocian a alteraciones en la regla. Sin embargo, no deja de ser una bomba de hormonas que ha demostrado producir efectos desagradables, por lo que no se aconseja el abuso.

No olvidéis que es un método anticonceptivo de emergencia y, como su propio nombre indica, sólo se debe tomar en casos extremos. Existen otros medios de prevención del embarazo mucho más sanos, por lo que sólo deberíamos recurrir al levonorgestrel si éstos fallan. ¡Ah! Y no olvidéis que el preservativo es el único método anticonceptivo que también previene las enfermedades de transmisión sexual. Por eso, si no estáis seguros, no os la juguéis. Un embarazo no deseado no es lo peor que os puede pasar.