Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

Las recientes declaraciones de Manny Pacquiao sobre la homosexualidad han hecho arder las redes sociales de Filipinas y parte del extranjero, donde ha recibido tanto alabanzas como críticas. Según el famoso boxeador, los homosexuales son peores que los animales; porque, según él, nunca ha visto a dos animales del mismo sexo teniendo relaciones. Podría escribir varias páginas sobre mi opinión acerca de estas afirmaciones, pero como en este blog estamos para hablar de ciencia, simplemente me voy a ceñir a la enumeración de una pequeña muestra de los muchos animales que, como seres vivos que son, pueden practicar relaciones homosexuales.  De hecho son muchísimas las especies en las que se han observado este tipo de comportamientos, aunque sólo una cuantas lo practican con relativa regularidad.

El macaco japonés

monkey-586247_640

Es bastante frecuente la observación de hembras apareándose con otras hembras. Según Paul Vasey, de la Universidad de Lethbridge, este comportamiento es comprensible por la cantidad de posturas diferentes que éstas pueden llegar a practicar en comparación con los machos. Por lo tanto, las hembras de macaco buscan a los machos para reproducirse y a las hembras para obtener placer. Cuestión de prioridades.

El delfín mular

bottlenose-dolphin-590537_640

Según la profesora Janet Mann, los delfines crean grandes lazos afectivos con sus compañeros, algo que les lleva a desarrollar comportamientos bisexuales. De hecho, se han observado parejas o grupos de machos que siguen a las hembras a la espera de que se muestren receptivas y, mientras tanto, practican juegos sexuales entre ellos. También tienen derecho a desahogarse.

El cisne negro

black-swans-1021084_640

El cisne negro es un animal fascinante y enigmático, con su plumaje color azabache. Pero esta no es la única característica que los hace curiosos, pues se calcula que aproximadamente un cuarto de ellos son homosexuales, llegando incluso a robar huevos o formar tríos con hembras a las que expulsan después de la puesta, con el único objetivo de tener descendencia. Vale, eso sí está mal. Pero el problema es el secuestro de patitos, no la homosexualidad.

El león

african-lion-951778_640

El rey de la selva también puede tener preferencias sexuales muy variadas, pues no siempre optan por buscar a su reina.  De hecho, se han observado parejas de machos montándose y realizando movimientos de cadera, sin llegar a penetrarse. También hay constancia de comportamientos similares en hembras, pero sólo en cautividad.

El bonobo

monkey-love-392579_960_720

Este simio no podía faltar en la lista, pues es una de las especies con más comportamientos homosexuales que se han encontrado hasta el momento. Aproximadamente el 60% de encuentros sexuales son entre hembras y, de hecho, lo más normal entre ellos es la bisexualidad. Además, resulta curioso que, al contrario de lo que ocurre con otros simios, viven en una sociedad matriarcal. Vamos, que ellos lo de los prejuicios de género no saben lo que es.

Como os decía, esto sólo es una pequeñísima representación. También podría hablar sobre palomas, lagartijas, ovejas, buitres, jirafas, bisontes y muchísimos animales más. Estar vivo conlleva tomar elecciones y cada cual elige con quién quiere tener sexo. Sería muy injusto pensar que nosotros somos los únicos con capacidad de decidir. Igual que es muy injusto criticar a alguien por sus elecciones. Como decían Timón y Pumba, cuya orientación sexual podría ser dudosa: “Hakuna Matata”. “Vive y deja vivir”.

Vía: BBC Batanga Wikipedia Quo