Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los malos recuerdos serán historia gracias al óxido nitroso

Los malos recuerdos serán historia gracias al óxido nitroso

El trastorno de estrés postraumático, debido a eventos catastróficos, podría tener un nuevo tratamiento gracias al óxido nitroso.

Los malos recuerdos característicos del trastorno de estrés postraumático podrían acabarse gracias al uso de óxido nitroso, según un reciente estudio de la revista Psychological Medicine.

Para empezar con buen pie, preguntémonos: ¿Qué es el trastorno de estrés postraumático? En resumidas cuentas es una alteración psicológica producida en aquellos individuos que sufren un evento catastrófico,  que posteriormente “reviven” el evento mediante “intrusiones” de malos recuerdos en su mente, ya sea mediante pesadillas o los conocidos como “flashbacks” del evento en diferentes circunstancias.

Actualmente el trastorno afecta a un 5% de hombres y un 10-12% de mujeres en todo el mundo en algún momento de sus vidas. Muchas películas de Hollywood se han basado precisamente en dicho trastorno, como las recientes de “El Francotirador” o sin ir demasiado lejos, “Los Juegos del Hambre” (sobre todo en su última película).

Óxido nitroso, la nueva terapia contra el trastorno de estrés postraumático

tept

Ahora, gracias a una investigación dirigida por el Dr. Ravi Das del University College de Londres, sabemos que podemos usar algo más en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático o TEPT. Das y sus colegas quisieron comprobar los posibles beneficios del óxido nitroso sobre individuos sanos.

En este caso se invitó a 50 voluntarios sin enfermedad alguna, supervisados por un psicólogo y un psiquiatra. Los participantes vieron dos escenas de la película “Irreversible“, la cual se ha descrito como “tan violenta y cruel que la mayoría de los individuos no pueden verla“. Dichas escenas ya habían sido usadas en estudios anteriores, creando una forma leve de recuerdos intrusivos propios del TEPT.

Tras el visionado de estas escenas, la mitad de los participantes recibieron óxido nitroso mezclado con oxígeno durante 30 minutos, y la otra mitad aire medicinal.

Los beneficios del óxido nitroso contra los malos recuerdos

malos_recuerdos

Durante la siguiente semana a la visualización de la película, los participantes debían mantener un registro de las “intrusiones” o malos recuerdos relacionados con la película.

Como era de esperar, aquellos individuos que inhalaron óxido nitroso tras ver la polémica película afirmaban que tuvieron muchos menos malos recuerdos, y en un período de tiempo más corto, que aquellos que no lo usaron: Tras el primer día del experimento, los malos recuerdos se redujeron un 50%, y las intrusiones en general se redujeron de forma exponencial toda la semana.

 

Aquellos que respiraron aire medicinal sufrieron “intrusiones” hasta cuatro días después de ver el film, momento donde empezaron a disminuir gradualmente.

¿Por qué el óxido nitroso tiene estos efectos?

grafeno-neuronas

Según comenta el Dr. Das, el óxido nitroso interrumpiría el proceso de formación de la llamada “memoria permanente“, la cual se forma con mayor facilidad cuando se sufre un evento con una fuerte carga emocional, como los eventos catastróficos que caracterizan el origen del TEPT.

Para producir este tipo de memoria, nuestro cerebro usa los llamados reptores NMDA (N-metil D-aspartato), los cuales etiquetan la información que pasará a almacenarse a largo plazo. Y precisamente son esto receptores cerebrales los que quedan bloqueados por el óxido nitroso, lo que podría dar lugar a una dificultad funcional de los mismos, dejando los recuerdos más débiles de lo normal.

El uso común del óxido nitroso es medicina es disminuir el dolor en emergencias, gracias a sus propiedades analgésicas y sedantes.

Para finalizar, los investigadores señalan la necesidad de seguir realizando estudios al respecto, pues en este caso se usó óxido nitroso de forma continuada durante 30 minutos, pero en los pacientes que realmente sufran trastorno de estrés postraumático las cantidades podrían ser variables, y aún no se sabe cuánta cantidad del fármaco podría ser tolerable, ni los efectos secundarios creados según la dosis.

Fuente | Psychological Medicine.