Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Detectan motores en bicicletas de ciclistas profesionales con cámaras térmicas

Detectan motores en bicicletas de ciclistas profesionales con cámaras térmicas

Vuelve la polémica al pelotón ciclista internacional: detectan motores con cámaras térmicas hasta en siete ciclistas profesionales durante el último mes.

Vuelve la polémica al pelotón ciclista internacional: cámaras térmicas han revelado varios motores integrados en las bicicletas de siete profesionales.

El tema del dopaje mecánico en el ciclismo está muy lejos de acabar. Actuaciones sospechosas en los últimos años han hecho saltar las alarmas de la presencia de posibles motores eléctricos integrados en las bicicletas, que darían a algunos ciclistas potencia extra para batir al resto.

Este no es un tema nuevo, se lleva hablando muchos años sobre estos motores o ayudas, cuyo efecto pudo parecer más claro en momentos concretos durante la retransmisión por televisión de competiciones. Por ejemplo, con el acelerón que metió Cancellara en 2010 o el extraño movimiento de la rueda trasera de Hesjedal tras caerse en La Vuelta a España 2014.

Una nueva investigación con cámaras térmicas muestra motores en bicicletas

Esto no son cuentos de hadas. En esos casos no se demostró nada, pero los motores integrados en bicicletas existen y el pasado mes de enero se confirmó el primer caso: la UCI detectó un motor eléctrico en la bicicleta de Femke Van den Driessche, durante el Campeonato del Mundo de ciclocross sub23.

La UCI (Unión Ciclista Internacional) dice haber endurecido los controles, no permitirán que se les venga abajo el chiringuito pero el último reportaje que ha salido a la luz muestra imágenes térmicas de hasta siete ciclistas profesionales utilizando motores integrados en el cuadro y ruedas magnéticas.

Detectan motores con cámaras térmicas

El medio italiano Corriere della Sera y la televisión francesa Stade2 han llevado a cabo una investigación, utilizando cámaras térmicas durante dos carreras ciclistas profesionales que se celebraron en Italia, la Strade Bianche y la Coppi e Bartali. El reportaje, que podéis ver a continuación, muestra claramente cómo la temperatura del pedalier y esa zona del cuadro de algunos ciclistas es elevada, y según los expertos ese calor sólo podría ser generado por un motor eléctrico.

Además, también hay capturas térmicas de bicicletas con una temperatura elevada en las ruedas traseras, indicando que podrían montar algún conjunto de imanes y bobinas para ganar potencia con un sistema electromagnético. El reportaje:

¿A qué espera la UCI para tomar medidas?

En total, hasta siete ciclistas profesionales habrían utilizado, supuestamente, algún sistema para ganar potencia extra. Los motores eléctricos ocultos para bicicletas existen, hay marcas que los comercializan y, en concreto, en el reportaje hablando con Alessandro Bartoli, dueño de una de estas compañías que instalan los motores en los tubos verticales a un precio de 10.000€.

Los suyos generan hasta 250 vatios de potencia, pero asegura que son muy fáciles de detectar. Los de las imágenes térmicas son diferentes, más pequeños y menos potentes, al igual que las ruedas electromagnéticas que se controlarían desde un mando oculto, comunicándose por Bluetooth.

Obviamente esto no confirma la presencia de motores, pero ya son demasiados indicios. El tema esta claro: si una televisión ha podido utilizar cámaras térmicas en carrera, ¿por qué no lo hace la UCI? Últimamente están utilizando magnetómetros en las inspecciones, pero es obvio que algo está fallando.

Más detalles | Corriere.it