Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Por qué cuesta tanto dormir del tirón tras beber alcohol?

¿Por qué cuesta tanto dormir del tirón tras beber alcohol?

Os hablamos sobre el efecto rebote del alcohol, el culpable de que seamos incapaces de levantarnos tarde después de pasar una noche bebiendo.

Seguro que todos habéis vivido esta situación.

Sábado por la noche. Has pasado una semana de perros en el trabajo o las clases y a duras penas has podido ver la luz del sol, por lo que decides salir con tus amigos y celebrar el fin de semana con unas cuantas copas. Finalmente, se te va un poco de las manos y llegas a casa bastante perjudicado; pero no pasa nada, al día siguiente será domingo, así que podrás dormir hasta tarde y recuperarte suficientemente para empezar el lunes con ganas.

Sin embargo, aunque nada más rozar el colchón de la cama caes sumido en un profundo sueño, pocas horas después despiertas con los ojos como platos y eres incapaz de volver a dormir, de modo que  en vez de empezar el lunes con ganas lo comienzas implorando una taza de café. Seguro que sonreís o asentís mientras leéis, recordando los muchos momento en los que os ha pasado, ¿pero sabéis a qué se debe? La respuesta está en un efecto conocido como “efecto rebote”.

¿Cómo afecta el alcohol a la calidad del sueño?

efecto rebote del alcohol

Cuando éramos pequeños y no podíamos dormir, a menudo nuestra madre nos preparaba un vaso de leche para tomarlo antes de la cama, prometiéndonos que así nos sería más fácil conciliar el sueño. Con los años, a medida que nos hacemos mayores, a veces tendemos a cambiar el vaso de leche por una copa de vino, esperando los mismos resultados.

Es cierto que beber alcohol con mucha moderación puede ayudar a conciliar el sueño, pero también lo es que existe una finísima línea entre eso y pasar la noche en vela debido a las copas de más. El mayor problema es que no se puede determinar una cantidad exacta; ya que, como sabéis, los efectos del alcohol dependen del sexo, el peso, lo que se haya comido previamente y, por supuesto, lo acostumbrados que estemos a beber.

Sea como sea, no es necesario ir borracho para comprobar lo rápido que nos despertamos después de beber alcohol, ¿pero a qué se debe?

¿En qué consiste el efecto rebote del alcohol?

alcohol

Según afirman los científicos expertos en sueño, ciertas dosis de alcohol pueden ayudar a dormir la primera mitad de la noche para después producir el efecto contrario durante la segunda. dando lugar a lo que se conoce como efecto rebote.

Este efecto se debe al proceso de adaptación al alcohol del organismo, que durante la primera mitad de la noche se esfuerza en mantener unos parámetros de sueño normales que nos permitan dormir. Sin embargo, en el momento que terminamos de metabolizar el alcohol y éste se elimina del cuerpo; estos nuevos parámetros, que ya no son acordes a la situación, se mantienen, por lo que se produce la interrupción del sueño.

¿Cuánto tiempo tardará en aparecer el efecto rebote?

tasas-alcohol

De promedio, nuestro cuerpo tarda una hora en eliminar 10 gramos del alcohol. Precisamente ésta es casi la dosis que tiene una caña de cerveza, mientras que un combinado típico de los conocidos como “cubatas”, tendrá aproximadamente el doble, de modo que si hemos bebido sólo dos de estas copas, tardaremos casi cuatro horas en eliminarlo, siendo éste el tiempo del que dispondremos para dormir.

Ojo, que con esto no queremos decir que debáis hartaros de beber para que el cuerpo tarde más en eliminar el alcohol y podáis dormir más tiempo, ya que el despertar que tendríais en ese caso no se lo recomendaría ni al peor de mis enemigos.

Como siempre, la mejor de las soluciones es no beber nada, ya que no sólo nos permitirá dormir mejor, sino que también favorecerá que tengamos una buena salud. De todos modos si en un momento dado, por alguna razón, no queremos prescindir de beber, puede que a nuestra salud no le pase nada si es con moderación y de forma aislada, pero en cuanto al sueño, habrá que atenerse a las consecuencias.

Tabla: clh