Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Encuentran los genes humanos de la felicidad

Encuentran los genes humanos de la felicidad

Se ha logrado situar en el genoma humano tres variantes correspondientes a los genes de la felicidad, por los cuales la interpretamos de una manera u otra.

Por primera vez en la historia, se han aislado las partes del genoma humano que podrían explicar cómo los seres humanos experimentamos la felicidad.

El hallazgo, publicado recientemente en Nature Genetics, ha sido posible gracias a un estudio internacional a gran escala llevado a cabo por los profesores de la Vrije Universiteit de Amsterdam: Meike Bartels (del departamento de Genética y Bienestar) y Philipp Koellinger (de Neuroeconomía). Entre las conclusiones más importantes extraídas por los investigadores, caben destacar las diferentes posiciones genéticas encontradas en el genoma humano: tres variantes genéticas para la felicidad, dos que pueden explicar las diferencias en los síntomas de la depresión, y once que podrían ser las responsables de diversos grados de neurosis.

Se trata del mayor estudio realizado en la búsqueda de las variantes genéticas de la felicidad, y se ha completado con éxito gracias a la ayuda de 181 investigadores de 145 institutos científicos, incluyendo centros médicos en Rotterdam, Groningen, Leiden y Utrecht, y las universidades de Rotterdam y Groningen.

Cómo funcionan los genes de la felicidad

genes de la felicidad

El estudio nos muestra cómo las variantes genéticas para la felicidad se expresan principalmente en el sistema nervioso central, en las glándulas suprarrenales y en el páncreas. Las diferencias individuales en la felicidad y el bienestar (dos temas que han despertado a lo largo de los años un gran interés en una amplia variedad de disciplinas académicas de la comunidad científica), pueden atribuirse en parte a las desigualdades genéticas entre las personas.

El estudio podría considerarse como un hito, ya que ahora estamos seguros de que hay un aspecto puramente genético en lo que a felicidad respecta, y al mismo tiempo supone un nuevo punto de partida, dado que las tres variantes genéticas encontradas representan sólo una pequeña parte del modo de interpretación de la felicidad. Localizar estas variantes también permite valorar mejor la interacción entre la naturaleza y la educación, ya que el medio ambiente es sin duda responsable, en cierta medida, de las diferencias en la forma en que las personas experimentan la felicidad “.

Los genes de la felicidad: Un gran avance para investigar la depresión

depressed man sitting in the tunnel

Los resultados obtenidos en el experimento son una pieza clave para empezar una nueva investigación. De esta manera, será posible hacernos una idea cada vez más clara de qué es exactamente lo que lo que causa diferencias en la felicidad de las personas. Por otro lado, las coincidencias encontradas entre los genes de la felicidad y aquellos correspondientes a síntomas de carácter depresivo, suponen también un gran avance.

Todo ello demuestra que la investigación sobre la felicidad también puede ofrecer nuevos conocimientos sobre las causas de uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan millones de personas en el planeta actualmente: la depresión, lo que podría a su vez conducir a nuevos y mejores tratamientos de la misma.