Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Carta de amor a Flash: contigo empezó todo

Carta de amor a Flash: contigo empezó todo

Repasamos la historia de Flash, que aunque hoy es solo una lacra, en su día supuso un gran cambio para la web.

Adobe Flash Player está bastante muerto a día de hoy, pero una vez supuso un cambio radical para la web. Hoy repasamos la historia de Flash.

Hoy en día Flash es una lacra que tristemente sigue siendo necesaria para reproducir algunos contenidos en la web. Por suerte, cada vez es una aplicación más marginal que ha sido destituida por HTML5.

Las webs que aún lo requieren para ciertas funciones son solo una resaca fruto de años de éxito monopólico de Flash para reproducir vídeo y música o jugar en la web. Y es que Flash en su día fue muy rompedor y cambió la web para bien.

Historia de Flash: orígenes y años de gloria

Flash-Adobe.jpeg

Flash nació como plugin y estándar para mostrar gráficos y vectores en movimiento en las webs en 1997, pero en pocos años evolucionó y se convirtió en el reproductor por defecto en la web. Todo en una época en la que no existía ningún estándar para reproducir vídeo o audio en la web.

En 1999 comenzó a soportar streaming de archivos MP3, y en el año 2000 se emepezó a distribuir en AOL, Netscape e Internet Explorer. Dos años después se incluía como complemento con Windows XP y así terminó por alcanzar una posición dominante que le permitió convertirse en estándar indiscutible, llegando a estar instalado en un 92% de los dispositivos que se conectaban a la web.

Flash-video.jpeg

En 2002, dió también paso a la reproducción de vídeo en streaming, que dominó indiscutiblemente durante años. Poco a poco fue añadiendo nuevas posibilidades como el soporte a GIF y PNG o el modo pantalla completa.

Desde esos años hasta el final de la década, Flash se convirtió en el rey indiscutible para reproducción de contenido en la web, y era imprescindible tenerlo instalado para navegar sin perderte la mitad del contenido. Entonces la web carecía de un estándar para la reproducción de contenido multimedia y Flash se convirtió en la solución. En su momento fue una gran herramienta.

Apple, la era móvil y HTML5: el principio del fin

DEP-Flash.jpeg

En 2010, Steve Jobs (y consecuentemente Apple) comenzó su cruzada contra Flash. El reproductor de Adobe estuvo siempre capado en iOS, pero fue en 2010 cuando Jobs hizo sus declaraciones contra él: lo criticó porque no aprovechaba el nuevo hardware, era un coladero de malware y consumía mucha batería.

Steve-Jobs-HTML5.jpeg

Aunque también existía un interés económico en el hecho de que iOS no soportara Flash (a Apple le interesaba que todo el contenido se consiguiese en la App Store), tampoco les faltaba razón en las críticas que hicieron, y el tiempo terminó por darles la razón.

Con la llegada de Jelly Bean en 2012, Flash también decía adiós a Android, en un momento en el que ya había muchas webs adaptadas para funcionar con HTML5. En un mundo en el que el móvil ya dominaba sobre el PC, era cuestión de tiempo que Flasb terminara de morir.

Adiós y gracias, Flash

HTML5.jpeg

Con aquel golpe que supuso el fin de Flash para móviles, la mayoría de webs que quedaban por dar el paso a HTML5 lo dieron en los siguientes dos años. Mozilla anunció en 2015 que deshabilitaba Flash
temporalmente en su navegador, y lo cierto es que apenas fue más que una confirmación de una muerte anunciada, porque los usuarios no notaron ya la diferencia. Poco después, desde Adobe le dieron un sepulcro digno y anunciaron que se centrarían en hacer herramientas para trabajar con HTML5.

HTML5 ya no es el futuro, sino que hace tiempo que es el presente. Flash ha terminado por echarse a un lado para bien de todos los usuarios, pero eso no significa que haya sido siempre terrible. En su momento cambió la web, mucho y para bien. Adiós y gracias Flash, de verdad lo decimos.