Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Descubren cómo borrar los malos recuerdos del cerebro

Descubren cómo borrar los malos recuerdos del cerebro

Borrar los malos recuerdos podría ser posible gracias a la optogenética. Manipular la memoria es posible gracias a los neurotransmisores.

Borrar los malos recuerdos es una de las asignaturas pendientes de la medicina.

Los malos recuerdos, característicos de algunos trastornos como el trastorno de estrés postraumático, son una carga que en ocasiones es casi imposible de sobrellevar para algunos individuos. Por otro lado, poder borrar los malos recuerdos y mejorar los recuerdos positivos en la memoria sería el paso ideal.

Al menos, esa ha sido la idea de un equipo de investigadores de la Universidad Stony Brook, cuyos resultados se han publicado en la revista Neuron: Manipular la memoria es posible gracias a los neurotransmisores, y poder sintonizarla a voluntad sería posible.

Borrar los malos recuerdos del cerebro puede ser una realidad

raton

En este caso, el equipo de investigadores de Stony Brook se centró en intentar sintonizar la memoria con dos objetivos: Borrar los malos recuerdos y mejorar las memorias positivas. Para lograrlo, se fijaron en un neurotransmisor específico del cerebro, la acetilcolina, una molécula que sirve de mensajero a nivel cerebral.

A pesar de que no se conocen al 100% todos los mecanismos implicados en la formación de la memoria, actualmente la hipótesis que tiene más peso es que la memoria emocional se encuentra en la amígdala (una famosa zona cerebral por haberse relacionado con el miedo, a pesar de que hay teorías contradictorias al respecto). La acetilcolina llegaría a la amígdala, donde las neuronas colinérgicas la recibirían para formar los recuerdos. Precisamente dicho tipo de neuronas son las primeras que se ven afectadas al inicio de las demencias, y también son las neuronas que se refuerzan más con la memoria emocional.

Para ahondar más en los mecanismos de este tipo de neuronas, los investigadores usaron un método de memoria basado en el miedo en ratones de laboratorio, ya que el miedo es un tipo de memoria emocional muy potente; además, usaron la técnica de la optogenética, un método donde se usa luz sobre neuronas modificadas genéticamente para responder al estímulo luminoso: Consiguieron alterar la memoria, a voluntad, con luz (sí, como en Men In Black).

No es la primera vez que se usa la optogenética para borrar la memoria, pero cada vez los estudios son más específicos en el uso de la luz como método de modificación neuronal.

Modificando la memoria usando miedo y luz

men_in_black

Según comentan los investigadores, cuando aumentaban la liberación del neurotransmisor acetilcolina en la amígdala durante la formación de un recuerdo traumático, dicho recuerdo se reforzaba hasta dos veces más que un recuerdo normal. Por otro lado, si se disminuía la acetilcolina en la amígdala durante una experiencia traumática, eran capaces de acabar con la formación del recuerdo.

Como bien comentan los investigadores, este segundo hallazgo podría llevar a crear ratones sin miedo mediante la manipulación de un único mensajero cerebral: Si se evita la liberación de acetilcolina durante un recuerdo formado en base al miedo, sería posible evitar e incluso borrar los malos recuerdos en algunas enfermedades como el trastorno de estrés postraumático.

Por desgracia, las neuronas colinérgicas responsables de recibir al neurotransmisor acetilcolina son complicadas de estudiar, ya que se mezclan con muchos otros tipos de neuronas y se encuentran en poca cantidad en el cerebro en comparación a los otros tipos. Por otro lado, la acetilcolina sirve como mensajero de diversos procesos y es esencial para la memoria en general. Los investigadores creen que es necesario centrarse en estudiar mecanismos para manipular la memoria que no usen fármacos, con el objetivo de lograr en algún momento borrar los malos recuerdos y afianzar los recuerdos positivos.