Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Ha llegado el fin de SteamOS y las Steam Machine cuando apenas han empezado?

¿Ha llegado el fin de SteamOS y las Steam Machine cuando apenas han empezado?

Los datos que conocemos apuntan a un sólo sitio: la pronta muerte de SteamOS. ¿Qué pasó para llegar a esto?

Puede que estemos muy cerca de la muerte de SteamOS, y la plataforma ni siquiera ha podido arrancar como se merece.

Cuando Valve presentó SteamOS y la idea de las Steam Machine en 2013, la situación en el mercado del PC era algo confusa. Windows 8 había dejado a muchos usuarios enfadados, buscando alternativas más allá de Windows 7.

Los rumores del siguiente sistema operativo no eran buenos, y mucha gente temía que Microsoft fuese a aplicar un férreo control sobre la plataforma; Gabe Newell, el carismático líder de Valve, era una de esas personas que temían que el PC fuese a convertirse en una consola.

Cómo SteamOS nació para controlar a Microsoft

SteamOS nació entonces con dos objetivos. El primero era mantener una alternativa seria a Windows, siempre lista para el momento en el que Microsoft finalmente perdiese la cabeza y obligase a todo el mundo a usar su plataforma UWP y su tienda de aplicaciones. Para ello, lo mejor que podía hacer Valve era basarse en Linux para crear una plataforma abierta.

steamos-2

El segundo objetivo era conquistar el salón, un lugar dominado por las consolas. Si el PC podía demostrar que también puede ofrecer una experiencia sencilla y directa para jugar, las consolas Playstation y Xbox tendrían serios problemas para competir, o al menos esa era la idea. Así nacieron las Steam Machine, ordenadores con configuraciones escogidas para ofrecer el mejor rendimiento con los juegos actuales sin pasarse de precio ni de tamaño.

Sin embargo, el proyecto está resultando ser demasiado grande, incluso para una compañía de la talla de Valve, el mayor distribuidor de videojuegos del mundo. Los resultados de este desastroso viaje son cada vez más claros.

¿Cuántas Steam Machine se han vendido?

steam mando 2

 

Esta misma semana Valve ha celebrado la venta de 500.000 Steam Controllers, el mando oficial de la plataforma (aunque lo podemos usar en Windows y otros sistemas aparte de SteamOS). La verdad es que es una cifra redonda muy difícil de conseguir en el competido mercado de los videojuegos, pero si analizamos un poco este dato nos daremos cuenta de que ni mucho menos es un dato bueno.

La clave está en que en el cómputo de medio millón de mandos, Valve cuenta los mandos que vienen incluidos con las Steam Machine, por lo que podemos llegar a la sencilla conclusión de que se han vendido menos de 500.000 Steam Machine en los últimos seis meses, muchas menos de hecho.

No conocemos la proporción exacta de mandos vendidos por Steam Machine y vendidos por separado, pero si en la ecuación incluimos a las personas que se han comprado más de un mando, la cifra final de Steam Machine vendidas podría ser no mayor de un cuarto de millón.

Steam Machine comparadas con Playstation 4 y Xbox

xbox-one-vs-ps4

Incluso aunque ignoremos eso y nos creamos que se han vendido cerca de 500.000 ordenadores con SteamOS, esa cifra no es para presumir, ni en el sector de las consolas ni en el de los PC. En el mismo periodo de tiempo Sony y Microsoft han vendido millones de consolas, y en 2013, cuando lanzaron la Playstation 4 y la Xbox One, consiguieron 10 y 5 millones de unidades vendidas respectivamente en apenas siete meses.

Si analizamos el impacto que han tenido las Steam Machine en el sector del PC, tenemos el dato de que sólo en los tres últimos meses de 2015 se distribuyeron más de 70 millones de ordenadores. Por lo tanto, la porción de Steam Machine es ridícula.

Vale, en estos cálculos no entran aquellos usuarios que se hayan descargado SteamOS y lo hayan instalado en su ordenador, pero todo apunta a que la cantidad de gente que realmente ha dado el salto es irrisoria. Según la encuesta de hardware y software de Steam, la proporción de usuarios de Linux que usan Steam no está subiendo, y de hecho en ocasiones baja; el mes pasado bajó un 0.06%, por ejemplo.

steam machine 1

No es mucho, un 0.06% entra dentro del rango de error del estudio, pero ese es el problema: que mes tras mes no podemos dar la noticia de que Linux está ganando terreno en Steam. Mientras tanto, Windows 10 ha subido espectacularmente, y la versión de 64 bits ya es el sistema operativo más usado en la plataforma.

Cómo se llegó a la posible muerte de SteamOS

¿Cómo ha llegado SteamOS a esta situación? Hay muchas razones, pero la principal viene de la propia Valve, que ha terminado metiéndose en un berenjenal que tal vez no tendría que haber intentado.

Empecemos por una decisión tan sencilla como elegir el mando de las Steam Machine. Valve podría haber incluido un mando de Xbox One y quedarse tan tranquila (como ha hecho Oculus), pero eso no haría justicia a la visión que Newell tenía de llevar el PC al salón.

El Steam Controller es de todo menos “tradicional”, con sus dos trackpads que sustituyen a los joysticks que solemos ver; la versión inicial era muy innovadora, pero tal vez demasiado. Un rediseño añadió un joystick y los botones centrales que ya son tan familiares para los jugadores. Un compromiso que demuestra que Valve se tiró de cabeza hacia algo que realmente no conocía muy bien.

steam-mando-2

Los problemas con las Steam Machines fueron similares. Aunque inicialmente Valve consiguió el apoyo de grandes fabricantes como Alienware, estos se quedaron esperando demasiado tiempo a que la plataforma estuviese lista, tanto que los ordenadores presentados se quedaron obsoletos. Muchos de estos modelos acabaron siendo lanzados como ordenadores con Windows preinstalado, sin grandes resultados.

Los juegos, la clave de todo

Los fabricantes tuvieron que optar por Windows porque SteamOS no estaba terminado; y sigue sin estarlo, por cierto, aunque es cierto que las actualizaciones son constantes y cada mes que pasa es un sistema más completo. Pero, ¿lo suficientemente completo como para sustituir a Windows? No, y por una sencilla razón, porque no hay suficientes juegos para SteamOS, y por extensión para Linux.

steam linux

Aunque superó la barrera de los 1.500 juegos, la plataforma sigue dependiendo de juegos indies y versiones de juegos antiguos, por lo que no es recomendable si buscas “juegos AAA”. Tal vez este sea el mayor fallo de SteamOS y las Steam Machines por extensión, pero no parece claro que Valve pueda hacer mucho más de lo que ya está haciendo, actualizando el sistema constantemente y añadiendo nuevas tecnologías como Vulkan, la API abierta que debería permitir a los desarrolladores crear versiones de sus juegos para Windows y SteamOS.

¿Es demasiado pronto para escribir el epitafio de SteamOS? Puede que sí, pero si la cosa no mejora pronto, la muerte de la plataforma parece inevitable.