Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los hombres están genéticamente condenados

Los hombres están genéticamente condenados

Los hombres son peores que las mujeres, al menos genéticamente hablando. Esa es la conclusión de un estudio sobre el curioso "reloj epigenético".
 

Ser un hombre hoy en día es una mala noticia. De hecho, los hombres son peores que las mujeres… genéticamente hablando.

Y no, no soy un feminazi, ni me alegro de daros la noticia así, de forma repentina y sin aviso previo. Pero las cosas son así, y el ADN masculino parece estar ligeramente por detrás del de las mujeres. De hecho, está demostrado que las mujeres suelen vivir más que los hombres; y precisamente las mujeres hispanas son las que suelen vivir más en general.

Las hipótesis sobre a qué se debe este fenómeno son muchas, desde teorías sociales hasta los hábitos de vida o la propia dieta. Ahora, el profesor Steve Horvath y sus colegas de la Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA parecen tener una respuesta: El ADN.

Los hombres son peores que las mujeres por culpa de su genética

reloj_epigenetico

Así de contundentes son los resultados del reciente estudio publicado en Genome Biology. Según Horvath, la culpa de todo la tiene el “reloj epigenético“, un conjunto de marcadores genéticos en el organismo con los que se puede medir la edad, la cual puede ser diferente según sexo y raza. En otras palabras, nuestra “edad” real no tiene porqué ser la misma que nuestra edad corporal.

El mismo Horvath confirma lo que hemos ido viendo estos años: Cada grupo étnico y racial parece tener un riesgo de mortalidad diferente, pero la forma de medir el envejecimiento no ha sido demasiado estudiada últimamente, hasta ahora.

Por ello, Horvath y sus colegas han decidido usar el reloj epigenético, una medida a nivel molecular del envejecimiento. De forma sencilla esto significaría que nuestro ADN, a pesar de no cambiar en esencia, si sufre “modificaciones epigenéticas”. Dichas modificaciones implican pequeñas alteraciones químicas a causa del modo de vida de cada persona. O, en el caso del estudio, de cada población en general.

Un análisis de sangre puede decirnos nuestra edad real

analisis_sangre

De hecho, según los investigadores, con tan solo un análisis de sangre es posible saber la edad real de alguien. En el caso de su estudio, realizaron dos análisis de marcadores sanguíneos a 6.000 personas de diferentes grupos étnicos: La aceleración intrínseca de la edad epigenética (IEAA, la cual no puede modificarse por el estilo de vida) y la aceleración extrínseca de la edad epigenética (EEAA, la cual sí puede modificarse mediante el estilo de vida).

Según sus hallazgos, los individuos latinos tenían una IEAA menor que otros grupos; en otras palabras, envejecian más lentamente a nivel molecular. Asimismo, las mujeres latinas eran 2,4 años más jóvenes a nivel genético que las mujeres no latinas.

Curiosamente, los latinos en general envejecen más lentamente a nivel molecular, pero también son los que corren más riesgo de sufrir enfermedades como la obesidad, enfermedad hepática o diabetes (es decir, su EEAA es elevada). Pero, según Horvath, al tener un envejecimiento genético más lento, esto ayudaría a neutralizar los riesgos de salud externos.

Las mujeres envejecen genéticamente mejor que los hombres

hombres_mujeres_genetica

Asimismo, el estudio de Horvath llegó a la clara conclusión de que los hombres son peores que las mujeres a nivel genético: Las mujeres de todas las etnias envejecen más lentamente que los hombres, a nivel genético. Ser un hombre es una mala noticia.

Como proyecto futuro, Horvath y sus colegas quieren estudiar más a fondo qué mecanismo molecular protege a los latinos del envejecimiento, y por qué las mujeres envejecen más lentamente que los hombres. Además, creen que existe una mínima posibilidad de fabricar medicamentos que modifiquen este envejecimiento epigenético, pero de momento no tienen planeado estudiarlo a corto plazo.