Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los cafés con más cafeína del mundo

Los cafés con más cafeína del mundo

¿Sois amantes de la cafeína? Hoy os hablamos de los dos cafés con más cafeína del mundo, los más fuertes que existen en todo el planeta.

Con el verano (aunque no el calor) llegando a su fin y las vacaciones de casi todo el mundo terminadas, llega el momento de los propósitos de año nuevo (sí, sí, el año empieza en septiembre) y los nuevos hábitos para ponernos las pilas de cara al trabajo.

Son muchos los buenos propósitos, pero al final se suelen resumir en inyectarnos el café en vena para sobrellevar la jornada sin quedarnos dormidos hasta que lleguen las nuevas vacaciones.

En este punto existe mucha variabilidad. Hay quién no soporta el sabor del café y prefiere optar por otras bebidas con cafeína, como el té, el chocolate o el guaraná, o quién, al contrario, no sólo adora esta suculenta bebida, sino que además busca las opciones más cargadas, que con un pequeño sorbo les tenga activados hasta Semana Santa. Hoy os vamos a hablar sobre los dos cafés más fuertes que existen en el mercado, pero siempre advirtiéndoos que debéis tomar esta información con precaución, pues la cafeína es un arma que se debe usar con inteligencia, si no se quiere eliminar un problema cambiándolo por otro mucho más preocupante.

Efectos de la cafeína sobre el organismo

receptor-adenosina

Como sabéis, el consumo de cafeína nos mantiene despiertos durante periodos más o menos largos, según la cantidad que ingiramos y la capacidad que tenga nuestro organismo para metabolizarla.

Esto se debe a que actúa bloqueando el efecto de la adenosina, una molécula que actúa sobre el cerebro dando lugar a sensación de sueño y sedación. Dicho bloqueo se debe a que tiene una forma parecida a la de esta sustancia, por lo que se unirá a sus receptores, impidiendo que ella pueda hacerlo.

Para que los efectos puedan ser notorios y realmente se consiga la activación de la cafeína, es necesario tomar una dosis mínima que se sitúa aproximadamente en los 50-75 mg de cafeína, pero esto no quiere decir que a medida que aumentemos la cantidad incrementemos también los beneficios; pues no debemos olvidar que un consumo excesivo de esta sustancia, que moderadamente nos aporta tantas ventajas, puede llegar a ser muy peligroso para la salud, especialmente si previamente padecemos problemas cardiovasculares como la hipertensión.

Los cafés con más cafeína

Teniendo en cuenta esto último, veamos cuáles son los dos cafés con más cafeína que podemos encontrar en el mercado.

El Death Wish Coffee

cafes con mas cafeina

Desde luego, con este nombre y la calavera que encabeza su envase a mí personalmente no me atraería mucho la idea de probarlo, pero lo cierto es que este café, elaborado a base de la variedad conocida como Robusta, atrae cada vez a más consumidores a lo largo de todo el mundo.

No es fácil encontrarlo en cualquier establecimiento, pero sí que se puede hallar en Internet o algunos comercios especializados, dónde siempre nos avisan que tiene el doble de cafeína que una taza de café normal.

En personas sanas esto no tiene por qué considerarse peligroso, ya que se considera que la dosis letal media de cafeína para un adulto es de unos 10 gramos, por lo que sería necesario tomar unas 100 tazas de café normal y 50 de Death Wish para llegar hasta ella. De todos modos, que no sea mortal no quiere decir que nos pueda dar algún susto si lo tomamos sin moderación, especialmente si hay otros problemas de salud de por medio.

Mira la mejor oferta en Amazon

El Ass-kicker

adelaide-ass-kicker-recipe-ingredients

Siguiendo con los nombres que lo dicen todo, nos encontramos con el Ass-kicker, una nueva mezcla de café que ha empezado a servirse recientemente en una cafetería australiana, llamada Viscious Coffee.

Según cuentan los que lo han probado, este café fue ideado para ayudar a una enfermera que necesitaba mantenerse despierta durante una guardia en el hospital en el que trabajaba.

Gracias al Ass-kicker lo consiguió, pero el efecto duró más de lo esperado, pues no pudo dormir en los tres días siguientes; y la verdad es que no es para menos, pues una taza de este café contiene aproximadamente la dosis de cafeína de 80 espressos.

Por este motivo, se recomienda que se tome durante un periodo de tres o cuatro horas, a medida que el organismo vaya eliminando una parte de la cafeína antes de introducir la siguiente.

Sigue sin alcanzarse la dosis letal, pero en este caso se acerca bastante más, por lo que las personas afectadas por trastornos cardiovasculares no deberían ni olerlo.

Sin duda se trata de datos curiosos, pero debemos tener precaución a la hora de consumirlos. No vale la pena poner nuestra salud en peligro por una simple bebida, por muchos récords que haya conseguido batir.