Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La teoría de la relatividad explica la magia de Papá Noel

La teoría de la relatividad explica la magia de Papá Noel

Hoy os explicamos una curiosa forma de contestar a las preguntas de los niños sobre la magia de Papá Noel gracias a la teoría especial de la relatividad.

¿Hartos de tener que contestar las preguntas de niños que empiezan a olerse la verdad sobre Papá Noel?

Pues tranquilos, porque tenemos la solución perfecta para explicar su magia, a la vez que introducimos a los peques en el maravilloso mundo de la teoría de la relatividad. 

Al menos eso es lo que propone Katy Sheen, una física de la Universidad de Exeter que recientemente ha elaborado una serie de charlas para niños en las que explica la base científica de los poderes de Santa Claus, según las teorías de Einstein. Sus hipótesis siguen teniendo algunas lagunillas; pero en estos casos siempre se pueden rellenar los huecos con magia, así que el resultado es bastante aceptable, a la par que interesante.

La magia de Papá Noel explicada por la ciencia

trineo-santa

En serio, es normal que los niños se pregunten ciertas cosas. ¿Cómo va un señor mayor con cuerpo de barrilete a visitar a 700 millones de niños en 31 horas, entrando para ello por chimeneas, ventanas y todo tipo de recovecos en los que apenas entraría un cachorrito?

La magia puede explicar algunos fenómenos, sí, pero los niños no son tontos, así que ya va siendo hora de cambiar la historia añadiendo un poco de ciencia para variar.

Y es que, para empezar, para poder recorrer el mundo en poco más de 30 horas, según las zonas horarias, sería necesario que viajara a la increíble velocidad de 10 millones de kilómetros por hora, una cifra que se acerca a la velocidad de la luz lo suficiente como para poder explicarse en base a la teoría especial de la relatividad.

Así, según ésta, cuando un cuerpo (en este caso el trineo de Papá Noel) se acerca a velocidades cercanas a las de la luz, el tiempo se estira y el objeto se encoge, de modo que podría entrar sin problemas por una chimenea.

Además, el tiempo transcurriría más lento, explicando por qué Papá Noel siempre tiene la misma edad.

El efecto Doppler también está detrás de la magia de Papá Noel

doppler

Pero, ojo, que eso no es todo, pues esta física también tiene explicación para el hecho de que ningún niño vea ni oiga a Papá Noel al acercarse, ni siquiera cuando pasan toda la noche en vela esperándolo.

Y la explicación en este caso la tiene el efecto Doppler, que es un fenómeno que hace referencia al cambio de frecuencia aparente que produce una onda resultante del movimiento relativo de un objeto con respecto a un observador.

Como resultado de este efecto, Santa Claus y todo su trineo cambiaría del rojo al verde hasta llegar casi a desaparecer, debido a que, al moverse a una velocidad tan inmensa, la longitud de onda de la luz emitida se haría cada vez más corta, acercándose a tonos azulados, que lo harían prácticamente invisible.

Además, las campanillas del trineo y el “Jo, jo, jo” dejarían de oírse debido a que la frecuencia del sonido se elevaría cada vez más, como ocurre con el paso de las sirenas de ambulancias, llegando a un punto en el que se haría imperceptible para el oído humano.

La razón por la que Papá Noel consigue moverse a esos 10 millones de kilómetros por hora ya es más complicada de encontrar, pero bueno, que por seguir usando un poquito de magia no pasa nada. Así que, ya sabéis, probad a explicar todo esto a vuestros pequeños y si, aún así, siguen sin estar contentos, siempre os quedará aumentar el número de regalos. Veréis como dejan de preguntar.