Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El taxi volador de Uber al descubierto, los primeros viajes se harán en 2020

El taxi volador de Uber al descubierto, los primeros viajes se harán en 2020

El nuevo taxi volador de Uber ya casi es una realidad, gracias a una alianza con cinco fabricantes; volará en 2020 en algunas ciudades.

Con el taxi volador de Uber, podrás ahorrarte los atascos y llegar a tu destino en un momento.

Uber no solo ha revolucionado el sector del transporte público, también está desarrollando su futuro; por ahora el proyecto más inmediato es el de coche autónomo, con el que la compañía podrá ofrecer viajes sin necesidad de conductor.

Así es el taxi volador de Uber

Pero Uber está pensando más allá, en un futuro de coches voladores; startups como Kitty Hawk de Larry Page nos demuestran que es una idea muy cerca de hacerse realidad. Pero no es la única, otras compañías llevan años, sino décadas, trabajando en ello.

Hoy Uber ha anunciado su colaboración con una de estas compañías, Aurora Flight Sciences; en su haber tienen proyectos para el Departamento de Defensa de los EEUU, y ahora han presentado un coche volador comercial, que Uber podrá usar como un taxi volador.

Este taxi volador de Uber en realidad está basado en el mismo X-Plane ideado para los militares, con algunos cambios, claro. El vehículo se llama XV-24A, y ya está en un estado muy avanzado de desarrollo; hasta el punto de que el pasado marzo completó un vuelo de prueba con un prototipo a escala.

Los primeros taxis voladores, en 2020

Esta colaboración ha sido presentada en el Uber Elevate; una feria de tres días en la que varios fabricantes, como Bell Helicopter, han presentado sus conceptos de coche volador. En total, Uber ha firmado contratos o acuerdos con cinco fabricantes; con los que espera demostrar su servicio de taxi volador en 2020.

Dubai y Fort Worth en Dallas serán las primeras ciudades que recibirán este servicio de taxi; al menos durante el periodo de prueba, gracias a acuerdos firmados con sus gobiernos.

Por supuesto, la pregunta es si estos gobiernos han tenido en cuenta los riesgos asociados con un coche volador experimental; sobre todo teniendo en cuenta los escándalos en los que Uber se ha metido sólo en los últimos meses, incluyendo pruebas de coches autónomos sin permiso.

Sin embargo, son dos proyectos diferentes; en este caso, Uber ha preferido asociarse con empresas que ya tienen buena parte del trabajo hecho, en vez de afrontarlo por su cuenta como con el coche autónomo.