Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Por qué no deberías usar las páginas que prometen “hackear” Facebook y Whatsapp

Por qué no deberías usar las páginas que prometen “hackear” Facebook y Whatsapp

Hackear Facebook no es posible, o no al menos mediante páginas web. Si estás pensando usar una, deberías leer esto primero.

Hemos probado las webs para hackear cuentas de Facebook o WhatsApp y hemos llegado a una conclusión.

Si buscamos en Google servicios para hackear Facebook o WhatsApp encontraremos varios resultados. Por supuesto, usar este tipo de páginas entraña un riesgo inherente que te vamos a explicar, pero para nada debemos creer que funciona.

Incluso algunos medios se han hecho eco desde páginas web advirtiendo que sí que podrían hackearnos encontrando vulnerabilidad en nuestras cuentas. Esto no es así, pues la finalidad de este tipo de páginas web es claramente otra.

Las webs de hacks no funcionan, pero tienen otro propósito

Al entrar a las páginas web puede que nos de la sensación de que realmente sí que funciona, pero nada más lejos de la realidad.

Sin embargo, si somos algo avezados en Internet, muy probablemente nos daremos cuenta de que algo falla: ¿de verdad es tan fácil como incluir el número de WhatsApp o la dirección al perfil de Facebook de la persona a la que queremos hacekar?

Bueno, la cosa es que cuando lo introduzcamos, la web mostrará por pantalla barras de carga y anunciarán que están buscando vulnerabilidades en la cuenta de WhatsApp o de Facebook ¡Toma ya! Facebook invierte miles de millones en seguridad y nosotros con una simple web hecha por Anonymous (pues eso es lo que dice la web) podemos flanquearla ¡Chúpate esa Mark!

Una vez encuentran la seguridad, extraen el hash de la contraseña. Y, para más inri, con ese hash son capaces de descifrar nuestra contraseña, ni más ni menos.

Fijaos en la imagen de arriba, por ejemplo: en las letras amarillas aparecen los supuestos procesos y en rojo una dirección de un Facebook que por supuesto no existe. O sea, que estos portales ni siquiera se esfuerzan en hacerlo lo más creíble posible. Y en los de WhatsApp podemos incluir incluso letras.

Entonces, ¿para qué sirven estas webs?

Una vez estén todos los pasos completos, se cargará un archivo que tendremos que descargar y donde estará incluida la contraseña de nuestro más acérrimo enemigo. O al menos eso es lo que dicen ellos, pues al descargar y ejecutar lo que sea que haya dentro, lo único que puede pasar es que nos acaben por infectar nuestro ordenador.

Y esta es precisamente una de las fuentes más grandes de virus: la descarga de algo que no sabemos ni lo que es. Podría haber cualquier cosa detrás, y como habremos comprobado ya, desde luego que no se trata de una contraseña.