Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Las Vegas estrena un autobús sin conductor, y se estrella el mismo día

Las Vegas estrena un autobús sin conductor, y se estrella el mismo día

Un bus sin conductor se ha estrellado en Las Vegas en su primer día de trabajo, lo que nos lleva a preguntarnos, ¿son seguros los vehículos autónomos?

El primer autobús de Nevada se ha visto inmerso en un choque su primer día de trabajo.

Ayer en Las Vegas se ha inaugurado un autobús autónomo. No obstante, la cosa no ha salido del todo bien, pues este ha acabado por estrellarse con una cabeza tractora. El autobús iba lleno, con ocho pasajeros a bordo, de los cuales ninguno ha sufrido daños. Las Vegas es el primer primer autobús del estado de Nevada, Estados Unidos, donde se prueban este tipo de autobuces.

Por el momento, hay muy pocas ciudades por el mundo con este tipo de transporte público, y es que es una tecnología que se está comenzando a probar, tras largos años de desarrollo. Será el primer campo de prueba donde veamos los primeros vehículos, mientras que en un futuro llegarán al sector privado (los Tesla no cuentan, pues no son totalmente autónomos).

Por ello, es muy importante para los coches autónomos que estas primeras pruebas pilotos salgan de forma exitosa. Sin embargo, el accidente de Las Vegas no es que haya sido culpa del autobús autónomo, sino que más bien ha sido del camionero a cargo de la cabeza tractora.

El autobús hizo su tarea, pero el camión no

El autobús, era de tipo shuttle y su propietario es la compañía francesa Navya, cuya misión es el diseño y fabricación de vehículos 100% eléctricos y autónomos, como es el caso de la lanzadera de la que hablamos.

No, no ha sido culpa del autobús, y este trató de evitar el accidente en la medida de lo posible. El accidente fue dentro de poblado, lo que quiere decir que la velocidad no debería haber sido muy alta. No obstante, el conductor del camión afirmó no haber visto al autobús. Es decir, que no es culpa de la tecnología autónoma.

No obstante, sacamos unas conclusiones muy interesantes al conocer que el autobús sí que hizo todo lo posible para evitar el choque, aunque no fuera suficiente. Concretamente, cuando detectó el peligro que podría ocasional el camión, paró. El camión, al no ver al autobús, simplemente siguió de largo. Esto supone que si el camionero hubiera visto al bus, no habría pasado nada.

Y esto refuerza aún más la teoría de que los vehículos sin conductor son más seguros que los que sí que tienen conductor, pues como vemos en este caso, la máquina lo ha hecho bien, y el humano, mal.