Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La cámara digital de Apple de la que ya nadie se acuerda

La cámara digital de Apple de la que ya nadie se acuerda

Apple tenía una cámara digital que nadie conoce, la Apple QuickTake. Fue todo un fracaso, aunque muchos piensan que fue un producto pionero.

Apple no siempre ha sido lo máximo en tecnología: también ha tenido sus fracasos. Y el protagonista de esta historia es uno de ellos, una cámara digital lanzada en el año 1994. Desde luego, no fue un producto que pusiera en jaque mate al resto de fabricantes del mercado, como lo ha hecho el iPhone.

Esta cámara de Apple no tan conocida como sus otros productos es la Apple QuickTake (lo que viene a significar algo así como ‘captura rápida’). Tenía tan solo 0,3 megapíxeles (sí, prácticamente nada en comparación con los actuales 12 Mpx que tiene cualquier cámara como mínimo) y las fotografías tenían una resolución de 640 x 480 píxeles, pero por aquella época era normal, pues recordemos que los ordenadores tenían tan solo 8 MB (mientras que cualquier ordenador ahora tiene de 8 GB para arriba).

Además, debido a su escaso almacenamiento de 1 MB, tan solo se podía sacar 8 fotografías, de las cuales gran parte salían borrosas y descoloridas. Aún así, se le trata como un producto pionero en el sector que en ningún caso es criticado como fracaso por la opinión pública (de hecho, con realizar una búsqueda en Google lo comprobaremos), aunque realmente lo es.

La cámara digital de Apple, ¿demasiado temprano o demasiado mala?

Por aquel momento, tenía un precio de 700 dólares, aunque ese precio no estaba nada mal en comparación con otros modelos. Ahora, un youtuber ha encontrado un modelo poco usado en una tienda de segunda mano y ha decidido hacer una review en YouTube 24 años después. El resultado, en el siguiente vídeo:

La cámara, como vemos, a día de hoy parecería más un proyecto que una cámara en sí. Es prácticamente un bloque rectangular de color gris y con el antiguo logo de Apple.

Ahora las cámaras son muy asequibles (podemos encontrar, si rebuscamos bien, cámaras con calidad decente por 10 euros); cualquier dispositivo, bien sea ordenador o teléfono móvil, tiene una, y de gran calidad; las ventas han cambiado muchísimo (las cámaras como tal han pasado a tener una cuota bajísima en pro de los teléfonos móviles); y en general todo ha cambiado en 24 años.

Posteriormente se lanzó al mercado la segunda edición, la Apple QuickTake 200, que usaba tres pilas AAA y tenía un objetivo no removible equivalente a 50 mm f/2.0 y que además incorporaba una pequeña pantalla.