Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La llegada de las redes 5G no solo va a revolucionar la industria móvil, sino que también va a salpicar a otros sectores como el del transporte. La tecnología de conducción autónoma y las comunicaciones entre vehículos tendrán mucho que ganar con el 5G y ahora Telefónica y Huawei la primera prueba conducción asistida basada en él.

Telefónica y Huawei han completado la primera prueba de concepto en laboratorio en el mundo, sobre redes de comunicaciones para vehículos basado en una red 5G (conocido como 5G-V2X) en su Laboratorio de Innovación 5G Conjunto en Madrid. Ambas compañías están colaborando para el desarrollo del 5G y la preparación del ecosistema cuando llegue el momento de la expansión de esta tecnología.

Comunicación “vehículos con todo”: 5G-V2X

El 5G V2X hace referencia a la conectividad móvil “Vehicle-to-Everything“, es considerada una de las aplicaciones “verticales” más relevantes que 5G va a posibilitar: comunicaciones entre vehículos e infraestructura, redes, otros vehículos…

Las pruebas de 5G-V2X se han llevado a cabo empleando las últimas especificaciones del estándar NR (New Radio) del 3GPP, acordado el pasado 22 de diciembre de 2017. Algunos de los servicios más avanzados que ofrece la tecnología 5G-V2X incluyen la posibilidad de compartir información de sensores en los vehículos en tiempo real, la conducción conjunta de flotas de camiones autónomos, la conducción asistida y la conducción remota, entre otros.

Desarrollar y habilitar la capacidad de la conducción autónoma en los vehículos requerirá en el futuro mejoras adicionales en el sistema 5G NR, además de un nuevo canal de comunicación (denominado NR Sidelink) que permita la comunicación directa de vehículo a vehículo.

Obviamente para unas aplicaciones de este tipo los requisitos impuestos deben ser muy estrictos para asegurar una alta fiabilidad y un tiempo de reacción y respuesta muy veloz. En esta Prueba de Concepto entre Telefónica y Huawei se ha conseguido un 99.999% de fiabilidad con una latencia de 1ms, requisitos ambos imprescindibles para la conducción autónoma en un escenario típico en exterior basado en macro celdas, como pueden ser zonas urbanas, suburbanas o áreas rurales.

Esta prueba de concepto sienta las bases de las pruebas de campo a gran escala y en ella se ha utilizado un novedoso esquema de trama auto-contenido, tanto para la comunicación de la estación base al vehículo como entre vehículos, que permite comunicaciones a muy baja latencia.

“Esta prueba de concepto entre Telefónica y Huawei es otro paso más hacia la comercialización del 5G y una sociedad totalmente conectada”, asegura Enrique Blanco, Global CTIO de Telefónica