La filtración del código de arranque de iOS fue gracias a un interino, y no es lo único que robó

La filtración del código de arranque de iOS fue gracias a un interino, y no es lo único que robó

La filtración de código de iOS se produjo gracias a un ex-empleado de la compañía, que se hizo con código de arranque de iOS además de otras herramientas.

Esta semana Apple sufrió la que muchos expertos consideran la peor filtración de su historia; sin aviso ni motivo aparente, el código fuente de iBoot apareció en el servicio GitHub, a la vista de todo el mundo.

Como iBoot se encarga del arranque de los dispositivos iOS, se trata de una de las partes más críticas del sistema; que haya sido filtrado debería ser un gran motivo de preocupación para Apple, y posiblemente para los usuarios.

La filtración de código de iOS fue obra de un interino

Pero, ¿de dónde ha salido el código? Motherboard afirma haber encontrado al grupo de amigos responsable de la filtración, que en realidad se produjo hace dos años, en 2016.

filtración de código de iOS

El filtrador fue un trabajador interino de “bajo nivel” que trabajó en el cuartel general de Apple en Cupertino; de alguna manera, consiguió acceso al código de iBoot, hizo una copia y se la entregó a sus amigos, unas cinco personas que formaban parte de la comunidad de jailbreak de iOS.

El trabajador no tenía nada en contra de Apple, pero la presión de sus amigos, que querían el código para sus investigaciones, le animó a arriesgarse. Y el código de iBoot fue solo parte del botín. También se hizo con todo tipo de código y herramientas que aún no han sido publicadas; las herramientas internas de Apple estarían en manos de estos desconocidos, listas para ser filtradas.

Un secreto que acabó a la vista de todo el mundo

Inicialmente, el plan era que el código robado no saliese del círculo de amigos; su única intención era analizarlo y desarrollar herramientas para hacer jailbreak. Los amigos eran conscientes del “infierno legal” que les esperaría si publicaban el código, al nivel de la paranoia, según uno de los miembros.

(Ediblephillip en Reddit)

El error que cometieron fue compartir el secreto con mas conocidos, y poco a poco el código llegó a gente de fuera del círculo; hasta que finalmente un desconocido lo subió a GitHub. Esta no era la intención del grupo original, que piensa que el código puede convertirse en un arma.

Se nota cierto miedo en las palabras de los implicados por lo que podría ocurrir a partir de ahora, y algunos han borrado completamente el rastro de las copias que había en sus ordenadores.

Apple ya ha hecho desaparecer el código alojado en GitHub, pero esto es Internet: es seguro que ya hay muchas copias de este código. La compañía ha intentado reducir la importancia de esta filtración asegurando que es código viejo, sacado de iOS 9; sin embargo, hay muchas partes del código que seguirían usando en iOS 11.

Ahora la duda es qué pasará con el resto de código y herramientas obtenidas por aquel ex-empleado, a qué partes de iOS afectan y qué se puede hacer con ellas.