La Game Boy que puedes llevar de llavero para jugar a cientos de clásicos

La Game Boy que puedes llevar de llavero para jugar a cientos de clásicos

PocketSprite es una consola minúscula que puedes llevar de llavero y con la que podrás jugar a cientos de juegos de Game Boy y Sega.

Con un tamaño ridículo, PocketSprite es una Game Boy de bolsillo, pero eso no sorprende porque las originales también tenían unas dimensiones más o menos contenidos. Sin embargo, esta va un paso más allá, la podrás llevar de llavero porque literalmente es más pequeña que tus llaves.

No es la primera vez que vemos consolas enanas de este tipo, aunque generalmente suelen ser creadas por aficionados con mucho talento para los proyectos DIY, como aquel modelo con procesador Intel y un diseño plegable que vimos hace unos meses.

PocketSprite tiene ese mismo origen, nace de un apasionado del hardware que la creó como proyecto personal hace meses, pero ahora se ha unido con un fabricante para producirla en masa y que todos podamos comprarla siendo totalmente funcional desde el primer encendido. Esto es lo que ofrece la consola de emulación más pequeña del mundo.

Una Game Boy en tu llavero: PocketSprite

No es simplemente un llavero de una consola, en una consola totalmente funcional y con la que podrás jugar en cualquier momento a cientos de juegos clásicos.

La PocketSprite es capaz de emular juegos de Nintendo Game Boy, Game Boy Color, Sega Master System y Game Gear. Absolutamente todos los juegos que salieron para estas consolas. No se queda ahí. Es open source, permitiendo a todos aquellos que quieran y sepan portar nuevos juegos de otras plataformas sin límites, siempre que los requisitos técnicos sean suficientes, claro.

En el hardware encontramos una consola con unas dimensiones de 55 x 32 x 14 milímetros que incluye una pantalla OLED de 80×64 píxeles a color. Su procesador es un ESP32 doble núcleo a 240MHz (como referencia, el de la GameBoy original iba a 4.19Mhz) y 520KB de memoria RAM (la original de Nintendo tenía 16KB de RAM).

Su pequeño tamaño no impide que también tengamos los controles clásicos de la consola, con los botones y la cruceta, incluso un altavoz mono en la parte frontal. Tiene una memoria de 128MB en la que podemos almacenar las ROMs de los juegos, y el envío se hace de forma inalámbrica.

La consola tiene Bluetooth y WiFi, y crea su propia red para conectarnos a ella desde el ordenador y pasar los juegos sin necesidad de cables. Su batería es recargable por microUSB y aseguran “horas de juegos y meses en modo espera”. La PocketSprite incluso permite reanudar partidas de manera instantánea.

Como podréis imaginar, este proyecto ha tenido una gran acogida y su crowdfunding está recaudando la financiación para sacarlo adelante muy rápido. Puedes comprar tu Game Boy de bolsillo en CrowdSupply por 45 dólares y lo mejor es que los envíos comienzan en mayo de este año.

  • Aki

    teniendo en cuenta que la GB original tenia una pantalla del doble de resolución es bastante probable que se vea como el culo…