Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La Nintendo Switch ya puede ejecutar Linux

La Nintendo Switch ya puede ejecutar Linux

Un grupo de hackers ha conseguido instalar Linux en la Nintendo Switch, más concretamente Debian. Nintendo no podría hacer nada para evitarlo.

La Nintendo Switch, una de las últimas consolas portátiles de la firma nipona que está siendo todo un éxito en ventas, y que salió al mercado hace ya casi un año, ha sido hackeada para poder instalar GNU/Linux, el sistema operativo para ordenadores más usado. Esto abre, por lo tanto, una puerta para hackear juegos.

El error en el que se basaron los hackers para lograrlo en teoría no se puede solucionar mediante una actualización, por lo que todas las consolas que estén ya vendidas y también las que estén en los comercios, serán vulnerables a este exploit que permite ejecutar Linux. Para solucionarlo en su totalidad, Nintendo tendría que trabajar con NVIDIA, en teoría, para fabricar nuevos chips Tegra X1 (los que monta la Switch), por lo que solamente vendrá solucionado en las que salgan nuevas de fábrica.

La vulnerabilidad usada, en concreto, yace en la ROM del dispositivo (una partición especial dedicada al arranque del mismo). Y es por esto, precisamente, el motivo por el que (siempre hablando de forma teórica y según el grupo de hackers) Nintendo no podría hacer nada para solucionarlo en las consolas que ya están en el mercado.

Debian en la Nintendo Switch

Lo que sí que se podría hacer, no obstante, es lanzar una actualización que dificultaría el proceso o que lo hiciese menos atractivo, aunque no se acabe de solucionar del todo. También se podría lanzar una actualización que detectase si se ha usado el exploit y, en base a eso, limitar la consola, como por ejemplo no permitir que pueda jugar online. Esto ya se hace en otro tipo de dispositivos, y es más probablemente lo que acabe ocurriendo.

Aunque por las imágenes publicadas por el grupo de hackers no lo parezcan, no es necesario realizar modificaciones en el hardware del dispositivo. Es decir, que simplemente con modificar el sistema (el software) es suficiente.

La distribución de GNU/Linux que han instalado es, más concretamente, Debian, que a su vez una de las más usadas y conocidas dentro del conocido Linux. Aún está por ver cuán útil resulta este hackeo, aunque todo apunta a que permitirá la instalación de juegos pirateados, además de otro tipo de modificaciones. Solamente hay que dejar vía libre a que los hackers y desarrolladores le den uso a su imaginación.