Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Google explica el bloqueador de anuncios de Chrome, esto es lo que bloqueará y cuándo saldrá

Google explica el bloqueador de anuncios de Chrome, esto es lo que bloqueará y cuándo saldrá

El lanzamiento del bloqueador de anuncios de Chrome se producirá dentro de poco, y Google ha anunciado exactamente qué bloqueará.
En:

La lucha de Google contra el contenido que considera dañino para la experiencia del usuario continúa; la mayoría de las novedades presentadas últimamente para Chrome van en esa dirección, como la decisión de marcar las páginas que solo usen HTTP como “no seguras”.

Pero sin duda, el añadido más esperado y polémico es el bloqueador de anuncios; es algo que ya tienen integrado algunos navegadores alternativos, y que el usuario medio se suele instalar por su cuenta.

Queda poco para el lanzamiento del bloqueador de anuncios de Chrome

Hoy Google ha anunciado que, a partir del 15 de febrero Chrome empezará a bloquear anuncios; sin embargo, la experiencia no se parecerá mucho a la que podemos conseguir con las extensiones.

Al fin y al cabo, Google es la mayor empresa de publicidad de Internet, así que no le conviene dispararse en el pie bloqueando los anuncios de sus redes. En vez de eso, Google se unió a la Coalition for Better Ads, en un intento de mejorar los anuncios mostrados.

Esto se traduce en que Chrome seguirá mostrando anuncios, pero sólo si siguen ciertos estándares; por ejemplo, los anuncios emergentes que son difíciles de cerrar, o los vídeos que ponen el sonido a todo volumen no pasarían este control.

Chrome no solo bloqueará estos anuncios, sino que también bloqueará toda la publicidad de las webs que muestren estos anuncios de manera repetida, ignorando las peticiones de eliminarlos.

De esta manera, Google quiere evitar que los usuarios tengan que instalarse extensiones que bloquean todos los anuncios indiscriminadamente; su lógica es que si se filtran sólo los elementos indeseados, se puede mantener un ecosistema basado en anuncios respetuosos, sin afectar a las webs y anunciantes que siguen las reglas.

Está por ver si realmente todo será tan bonito, y cómo afectará a las webs, especialmente a aquellas que dependen de la publicidad para mantenerse en pie.