Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Cómo cambiar el diseño de los subtítulos de Netflix

Cómo cambiar el diseño de los subtítulos de Netflix

Así puedes personalizar la apariencia de los subtítulos de Netflix y cambiar su diseño por el que más cómodo te resulte leer.

¿Sabías que puedes cambiar la apariencia y el diseño de los subtítulos de Netflix? El servicio de contenidos a la carta tiene un configurador que permite a todos los usuarios variar el tipo de subtítulos en cada película, serie o documental.

Netflix ya tiene más de 117 millones de suscriptores en todo el mundo y más que llegarán, al menos en España, cuando dentro de unos meses se complete la gran integración que contamos hace unas semanas: Movistar+ integrará todo el catálogo de Netflix dentro de su plataforma de televisión.

Con tal cantidad de personas disfrutando de los contenidos del servicio, es normal que Netflix ofrezca un cierto margen de personalización en algunos aspectos, como es el caso de los subtítulos.

Cómo cambiar y personalizar los subtítulos de Netflix

Prácticamente todos los contenidos disponibles en Netflix dan la posibilidad de seleccionar idiomas y subtítulos diferentes. En el segundo caso, por defecto viene aplicado un diseño de subtítulos genérico, pero muchos usuarios no saben que ese diseño se puede cambiar, por ejemplo, para hacer los textos más grandes o cambiar sus tonos para poder diferenciarlos mejor.

Ese ajuste de diseño de los subtítulos de Netflix debe hacerse obligatoriamente desde la versión web, ya que desde las aplicaciones oficiales no tenemos esas opciones.

En la web, entra a tu perfil de usuario y a “Cuenta”. En la última sección verás la opción de “Aspecto de los subtítulos”.

En este apartado se ofrecen distintas opciones de configuración para la apariencia que tendrán los subtítulos cuando estemos viendo una serie o película. En primer lugar tenemos la selección de Fuente. Por defecto viene la de Block, pero podemos elegir entre seis tipos de letra más para adaptarlo a lo que más cómodo nos resulte leer y, también su color.

Tenemos la opción de seleccionar entre 3 tamaños distintos de texto y añadir efectos extra para que los subtítulos destaquen un poco más sobre la imagen, como añadir relieve, sombra paralela y otros acabados y colores. Por último podemos añadir un fondo o recuadro completo que incluirá a todos los textos, todo con el objetivo de que los subtítulos puedan diferenciarse por completo del contenido.

Por supuesto, en todo momento podemos volver a la configuración de origen y un punto a tener en cuenta es que estos cambios se aplican solo al perfil en el que estés. Es decir, cada usuario de una misma cuenta tendrá su propio diseño de subtítulos y no afectará al resto.

Los cambios en la configuración de los aspectos de los subtítulos se aplican universalmente a todos los dispositivos compatibles con Netflix. Por tanto, si los cambias en la web, este diseño también aparecerá en las aplicaciones para móviles, tablets, televisores inteligentes y demás.