Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Amazon creará su propio procesador diseñado para Inteligencia Artificial, según una filtración

Amazon creará su propio procesador diseñado para Inteligencia Artificial, según una filtración

El procesador de Amazon sería perfecto para el próximo Echo, el asistente personal, gracias a su diseño pensado para Inteligencia Artificial.

El Echo ha resultado ser todo un producto estrella para Amazon, un asistente personal que ha dado lugar a otras variaciones, con distintos formatos y hardware.

Pese a estas variaciones, en el fondo, todos los Echo son iguales porque usan Alexa, que se conecta a los servidores de Amazon para encontrar las respuestas a las preguntas que hacemos. En el fondo, el hardware del Echo da igual, ya que lo único que hace es detectar si decimos “Alexa”, escuchar nuestras peticiones, y enviarlas a los servidores; es la nube de Amazon la que se encarga de hacer el trabajo de comprender la petición, obtener la respuesta, y enviarla a nuestro dispositivo.

El procesador de Amazon permitiría una nueva generación del Echo

Esta forma de trabajar tiene el inconveniente de que, sin conexión a Internet, el Echo es poco más que un pisapapeles. Por no decir nada de la carga de trabajo que recibe la nube de Amazon con cada pequeña petición que hacemos.

La solución sería pasar al menos parte de la carga de trabajo al propio dispositivo; y para eso, no vale el hardware actual. Es por esto que, según una filtración a The Information, Amazon estaría trabajando en su propio procesador diseñado para Inteligencia Artificial.

procesador de Amazon

Amazon ya llevaría unos años diseñando un chip especializado en estas tareas, después de que en 2015 adquiriese la startup Annapurna Labs, especializada en semiconductores. En vez de depender de Intel o de otros fabricantes de chips diseñados para todo tipo de propósitos, Amazon podría crear un chip diseñado específicamente para ejecutar Alexa y sus “habilidades”.

Este procesador sería capaz de realizar al menos ciertas acciones que ahora dependen de los servidores de Amazon. Se trataría de las preguntas mas directas, como “qué hora es”; por lo tanto, estas respuestas llegarían antes y no dependerían del estado de la red.

Un chip dedicado también sería capaz de reconocer mejor los momentos en los que estamos hablando al Echo, y evitar activaciones falsas. También permitiría a Amazon ofrecer un “modo de privacidad”, que sería algo limitado respecto al modo normal, pero que nos garantizaría que no se está enviando información a Internet. ¿Será ese el futuro del Echo?