Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Cómo la web ha cambiado en apenas 4 años: el uso de Flash pasó del 80% al 8%

Cómo la web ha cambiado en apenas 4 años: el uso de Flash pasó del 80% al 8%

Google ha confirmado el final de Flash, compartiendo algunos datos de uso muy sorprendentes y que demuestran la evolución de la Web.

El final de Flash está ya anunciado; sabemos que Adobe dejará de soportar su obsoleta tecnología en el 2020, pero la mayoría de la Web no ha esperado tanto para deshacerse de ella.

Hubo un tiempo en el que Adobe Flash era el rey de Internet; si querías crear webs llamativas, con contenido multimedia, era prácticamente la única opción viable. Y no hablamos de hace tanto tiempo, incluso aún quedan páginas que dependen exclusivamente de Flash para funcionar; aunque la mayoría pertenece a pequeños nichos de mercado.

Gracias a la implementación de HTML5 de parte de los navegadores, Flash ha perdido la razón de su existencia. Con las nuevas tecnologías web, es posible crear páginas igual o incluso más llamativas que las creadas en Flash; podemos integrar vídeos y música sin necesidad de un reproductor aparte, o crear experiencias más cercanas a un videojuego.

El final de Flash trae consigo el cambio de la Web tal y como la conocemos

La velocidad del cambio ha sido espectacular, como ha demostrado Parisa Tabriz, la directora de ingeniería de Google, en una presentación en la que ha explicado cómo ha evolucionado la seguridad en Internet.

Y es que, además de consumir demasiados recursos y ser obsoleto, Flash siempre ha sido un riesgo para nuestra seguridad; un vector más de ataque que podía ser aprovechado para entrar en nuestro sistema. No podía pasar una semana sin que se publicase un nuevo bug de Flash, y de hecho aún hoy es común encontrarse con esas noticias.

Por todo eso, y para recuperar el control de la Web, los desarrolladores de navegadores web decidieron ser duros con Flash y otros plugin. Chrome y Firefox empezaron a implementar medidas para limitar el uso de Flash, como el bloqueo por defecto, llegando a la desactivación completa; otros desarrolladores como Microsoft con Edge también siguieron esos pasos.

final de Flash

El fruto de este trabajo es evidente. Según Google, en 2014 el 80% de los usuarios cargaba al menos una página con contenido en Flash. En cambio, en 2018 esa cifra ha bajado al 8%; y la tendencia nos dice que dentro de nada sólo quedará una cantidad ínfima de webs que sigan dependiendo de Flash.

El paso definitivo será la eliminación completa del soporte de Flash. Para Chrome, eso significa que a partir de julio de 2019 Flash estará desactivado, y sólo podremos usarlo si buceamos en la configuración del navegador; para Chrome 87, que se espera en diciembre de 2020, el soporte de Flash se eliminará completamente.

Por su parte, Firefox ya bloquea la ejecución de Flash, y también espera que a lo largo de 2019 se deshabilite completamente para la mayoría de usuarios que usen las últimas versiones del navegador. Sólo los usuarios que usen la versión ESR de soporte extendido de Firefox podrán seguir usando Flash hasta 2020.