Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Bose presenta las primeras gafas de realidad aumentada con “audio aumentado”

Bose presenta las primeras gafas de realidad aumentada con “audio aumentado”

Las primeras gafas de realidad aumentada con sonido aumentado usan el audio para mejorar nuestras experiencias, en vez de mostrarnos imágenes.

Estamos asistiendo al renacimiento de las gafas de realidad aumentada, años después de que Google fracasase con las Glass por diversas razones; puede que la tecnología y las ideas por fin estén al nivel necesario.

La última en unirse a la moda es nada menos que Bose. Sí, el fabricante de altavoces ha diseñado unas gafas de realidad aumentada, pero no es algo tan extraño como suena; la clave es que este dispositivo se centra en el audio, no en mostrar información adicional con una pantalla.

Las primeras gafas de realidad aumentada con sonido aumentado

Es lo que el fabricante llama “audio aumentado”, y las Bose AR serían las primeras gafas en aplicar este concepto, que aplica una capa audible con información y “experiencias” adicionales a lo que estamos escuchando en la vida real.

Es una idea llamativa, sin duda, ya que hasta ahora la realidad aumentada ha sido sinónimo de “vídeo aumentado”; pero no debemos olvidarnos de que nuestros oídos también reciben una gran cantidad de información constantemente, una información que aparentemente se puede mejorar.

La primera muestra de esta idea son las Bose AR, un par de gafas con auriculares integrados en las varillas; a simple vista están ocultos, pero cuando nos ponemos las gafas escucharemos con claridad.

Una vez activas, las gafas reproducirán sonido con información adicional dependiendo de nuestra situación. El efecto que se busca es que parezca que el sonido venga de nuestro alrededor, como si nuestro mundo hubiese cambiado.

Según Bose, de esta manera no tenemos que centrarnos en una pequeña imagen en las gafas, sino que la experiencia es mucho más natural. Los ingenieros no han buscado “extremos”, según la compañía, sino algo que mejore nuestra vida diaria.

Aunque no tengan pantalla, las Bose AR saben dónde estás mirando y ofrecen información dependiendo del contexto.Por ejemplo, si miramos al cielo el asistente nos dirá la previsión del tiempo.

Un concepto novedoso que puede ser más útil que las imágenes

No se han presentado apps específicas, pero sí que se ha hablado de posibles usos. Uno muy interesante, es que, si visitamos un lugar histórico, las gafas pueden simular eventos del pasado usando sonidos como voces o efectos sonoros; o explicarnos la historia detrás de un cuadro que estemos mirando.

También serán capaces de traducir señales que miremos o decirnos la frase o palabra que necesitemos en cada situación. Y por supuesto, podrán reproducir música, pasando de canción con movimientos de cabeza.

Las Bose AR son un concepto interesante, que nos recuerda que la realidad aumentada es mucho más que imágenes superpuestas. Por el momento estarán disponibles para desarrolladores y fabricantes, ya que Bose quiere que sean la base de una plataforma abierta; para ello ya están colaborando con otras empresas como Strava, TripAdvisor, Yelp, e instituciones como el MIT.