Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Análisis del HP Omen 880: un PC con el que podrás jugar a lo último, por un precio

Análisis del HP Omen 880: un PC con el que podrás jugar a lo último, por un precio

Probamos la HP Omen 880, una torre que nos permitirá jugar a los últimos títulos sin problemas, pero con un precio que también está a la altura.

Los ordenadores se han convertido en una de las mejores herramientas para jugar. Si queremos contar con una librería enorme de precios, tener acceso a las mejores ofertas o incluso jugar a resoluciones 4K o 60 frames por segundo. Las consolas también son capaces, pero los ordenadores destacan por toda la potencia que ofreen en una simple caja.

Esto los convierte en ideales para jugar donde las consolas no llegan. Estar conectados a una televisión o monitor en resolución 4K, o ir más allá de los 60 FPS. Las consolas no suelen poder ir más allá de eso, con contadas excepciones como la Xbox One X o la PS4 Pro en ocasiones. Mientras, los ordenadores pueden ejecutar los juegos más potentes, y otros tantos programas que requieren potencia.

Para saber si estos ordenadores cumplen con lo que prometen, nos hemos hecho con un ordenador con lo último de lo último. Hablamos de la torre HP Omen 880, un ordenador con las últimas especificaciones disponibles y mucha potencia. Analizamos la nueva torre HP Omen: un ordenador con los últimos componentes que puede con todo lo que le echemos, aunque a un precio considerable.

HP Omen 880-023ns: especificaciones

HP Omen 880

  • Caja personalizada con motivos OMEN, ventana y LEDs de color rojo
  • Procesador Intel Core i7-7700K
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1080 con 8GB
  • 32GB de memoria RAM DDR4-2400 en cuatro módulos
  • Disco duro SSD de 512GB PCIe NVMe
  • Disco duro SATA de 2 TB a 7.200 rpm
  • Ventiladores y refrigeración líquida para el procesador

Diseño: precioso y personalizado

El diseño es lo que más llama la atención del conjunto, con diferencia. La caja lleva un diseño muy agresivo, con muchas aristas y rectas. Es negra por completo, con algunas inserciones en un material que parece ser fibra de carbono. También tiene una ventana translúcida al lado, aunque sólo se puede ver a través de ella cuando el ordenador está encendido.

Porque lo que más destaca en la caja son las luces LED. Son rojas, y están por todas partes. En la parte frontal con el logo de OMEN, en las ventilaciones delanteras, en el interior e incluso en los ventiladores traseros. Es curioso ver la línea de luz roja que proyecta por delante y por detrás. Es imposible que no llame la atención en cualquier casa.

El acceso al interior de la caja es bastante sencillo, y no requiere quitar tornillos o enganches. Sólo tenemos que deslizar un seguro situado en la parte trasera, presionar una palanca en la parte superior y retirar la tapa. Esto nos deja acceso a todo el conjunto, permitiéndonos actualizar las piezas o limpiar el interior sin ningún problema.

La gestión de cables podría ser bastante mejor en las zonas ocultas, pero a través de la ventana se ve bastante limpio. El procesador tiene refrigeración líquida, con el ventilador en la parte trasera de la caja. El resto se refrigera con aire, que entra por delante y sale por detrás. También hay unas ranuras en los bordes de la caja, y debajo, que permiten la circulación del aire.

Hay puertos de conexión en la parte superior de la caja, y en la parte trasera del ordenador. Son de fácil acceso, y nada se interpone en su camino. También destacan dos ranuras ocultas para discos duros, que permiten extraer y conectar en caliente. Y un buen detalle es un hueco en la parte superior, que permite agarrar la torre con una sóla mano. Es muy práctico para llevarla sin cargarla a dos manos.

Esta no es una torre discreta. Ya sea en tu casa, en una LAN Party o en cualquier otro lado, la torre OMEN va a llamar la atención allá donde vayas. Aunque sin llegar al punto de extravagancia, como se ve en algunas ocasiones. Tampoco tiene por qué ser algo malo, su diseño es una de sus fortalezas. Pero quizás tanto LED no es del gusto de todos. Esto depende única y exclusivamente de tí.

Rendimiento: puede con todo

Esta versión en concreto cuenta con el procesador Intel de séptima generación más potente, en su versión desbloqueada (es decir, que podemos hacer overclocking). También nos encontramos una Nvidia GTX 1080 como tarjeta gráfica, casi de lo mejor que nos podemos encontrar en las tiendas. Y los 32 GB de memoria RAM también nos asegura que ningún programa se quedará sin memoria, por exigente que sea.

El conjunto es lo más potente que podemos montar en estos momentos, sin saltar a gamas aún mayores. Algo que se nota en el rendimiento del conjunto. Jugar, realizar tareas algo intensivas o incluso cosas tan básicas como navegar por Internet funcionan volando, sin esperas y sin tiempo de más.

Respecto a jugar, a resoluciones 1080p y 2K se alcanzan los 60FPS en la mayoría de juegos sin ningún problema con ajustes de calidad al máximo. PUGB, Battlefield 1, el último Mass Effect, Forza Horizon 3… todos funcionan a la perfección con ajustes al máximo, o reduciendo algún detalle inapreciable.

Por supuesto, la cosa cambia un poco cuando hablamos de resoluciones 4K. Sigue manteniendo buen rendimiento, pero los juegos más recientes necesitarán algo de bajada de calidad para poder llegar a un buen rendimiento. Es algo lógico, todavía estamos lejos de tener un equipamiento para PC que pueda asegurar el 4K y los 60 FPS en todas las situaciones. Pero es algo a tener en cuenta.

Con lo que cuesta este ordenador, más le valía que el rendimiento fuera superior al de la media. Y lo logra, gracias a que sus componentes tienen potencia para dar y regalar.

Precio: su gran debilidad

Porque todo esto viene con un precio. Y, en el caso de la torre HP OMEN, estamos hablando de un precio alto. Para ser exactos, HP promociona a este modelo con un precio de 2.799€ en su tienda web. Los precios de El Corte Inglés (2708€) y el resto de tiendas tampoco varían en exceso.

Aunque, viendo tal y como está el mercado de las tarjetas gráficas, tampoco es tan descabellado pensar en comprarlo. Como ya escribió Adrían Raya en su momento, en Omicrono siempre hemos sido mucho de montarnos nuestros propios ordenadores. Pero con un mercado de tarjetas gráficas tan inestable, en el que conseguir una GTX 1080 puede ser muy complicado según qué momentos, quizás tenga sentido para alguien.

En cualquier caso, la torre HP OMEN 880 no hará que te arrepientas si decides apostar por ella. Su etiqueta de precio sigue siendo enorme, como viene siendo costumbre en el mercado de los ordenadores premontados. Pero, entre el diseño con el que cuenta, sus prestaciones y el estado del mercado actual, quizás supone el encaje perfecto para algunos usuarios. Eso sí, sabiendo que podría ser bastante más barato.

Aunque si estás dispuesto a dejar la mitad de RAM y quitar la refrigeración líquida, quizás el modelo 880-145ns te interese más por 1.799€.