Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Este mechero gigante es la mejor respuesta a “¿Tienes fuego?”

Este mechero gigante es la mejor respuesta a “¿Tienes fuego?”

Un aficionado ha creado un mechero gigante, probablemente el mechero funcional más grande del mundo, y sólo porque puede, claro.

El movimiento DIY ha cobrado mucha fuerza en los últimos años, y en Omicrono no podíamos estar más contentos; la comunidad es más fuerte que nunca, y están apareciendo todo tipo de proyectos, a cada cual más loco y original.

Esos son dos adjetivos que sin duda se merece la creación del canal de Youtube BrainfooTV, que se ha vuelto viral en un instante: un mechero gigante, completamente funcional. Sí, puede que estés pensando que no es más que un lanzallamas, pero no es tan simple, como ha demostrado en un vídeo.

Un mechero gigante es tal vez el proyecto DIY más loco

Para empezar, crear un lanzallamas no es algo tan simple como comprar una antorcha de propano en nuestra ferretería favorita. Por si solo la llama no es demasiado llamativa, así que este creador decidió crear un complejo recorrido de tubos y mecanismos para crear básicamente una antorcha, pero en forma de mechero.

Como muestra de esta locura, una vez conectada la bombona de propano, el gas se mantiene a presión en un extintor, lo que debería darnos una pista de lo peligroso que es (y por lo tanto, ni su propio creador recomienda a nadie). Usando varias válvulas y algo de electrónica, el gas y el oxígeno proveniente de otra válvula se juntan y llegan a la parte superior del “mechero”.

Lo interesante aquí es que una mera chispa no es suficiente para iniciar un fuego; aquí es donde entra en juego una segunda antorcha, que sirve como chispa y es activada cuando se pulsa el botón del mechero. Hace falta algo de matemáticas, ya que esta antorcha debe encenderse medio segundo antes que la principal, de ahí toda la electrónica.

Para que nadie diga que no tienen en cuenta la seguridad, en realidad es necesario pulsar dos botones para encender la llama, no solo el principal.

El resultado es… bueno, las palabras no hacen justicia a la visión de un mechero gigante.