Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

10 mitos de Blockchain, la tecnología tras el Bitcoin, desmentidos

10 mitos de Blockchain, la tecnología tras el Bitcoin, desmentidos

Desmentimos 10 mitos del Blockchain, la tecnología tras el Bitcoin, algunos de ellos de los más recurrentes que podemos encontrar alrededor de la red.

El Blockchain es un concepto difícil de explicar y, sobre todo, de entender, por lo que usualmente se confunde o directamente se desinforma sobre él. Por lo tanto, se ha creado muchos mitos en torno a esta tecnología que nació con el Bitcoin y que es la que tiene ‘la culpa’ de que haya llegado a donde está ahora mismo.

Blockchain = Bitcoin

¡Nunca! El Blockchain originalmente se usó en el Bitcoin. Y gracias a la unión ambos han tenido tal éxito, pero el Blockchain es mucho más que el Bitcoin. Incluso el Bitcoin podría caer y dejar de existir, que el Blockchain seguiría siendo un proyecto utilísimo. De hecho, remitimos al punto anterior: el Blockchain no se usa únicamente en temas de dinero/criptomonedas.

Solo hay un Blockchain

Al leer sobre las criptomoneda se da a entender que todas ellas se basan en la misma cadena de bloques (lo que se conoce más a menudo como Blockchain). Pero no es así: de hecho, hay criptomonedas que ni siquiera se basan en él. Y dentro de las que usan Blockchain, hay muchos tipos de cadenas de bloques. Y cada una de ellas con un propósito distinto.

Dentro de las monedas que no usan Blockchain está Iota, que usa concretamente Tangle, un sistema que no tiene nada que ver con la cadena de bloques de Bitcoin o de otras criptomonedas. Y dentro de las que usan Blockchain están por ejemplo las que usan pruebas de trabajo (como el Bitcoin) y los que usan prueba de participación (como quiere hacer Ethereum), entre las principales diferencias.

Blockchain es solo para las criptomonedas

La primera cadena de bloques que se inventó se usó en un criptomoneda, es cierto, pero ello no implica que su fin sea ese. De hecho, cada vez es más común escuchar sobre proyectos que no tienen que ver nada con dinero ni con criptomonedas que lo usan. El sector de la alimentación es un claro ejemplo, donde quieren implantarlo para que sepas de dónde proviene tu comida con exactitud.

Blockchain es impenetrable

Nosotros mismo hemos caído en decir que el Blockchain es impenetrable; y, de hecho, lo es, pero hay otros factores a tener en cuenta. Técnicamente no es posible vulnerar el Blockchain de Bitcoin, por ejemplo, pero sí que se podría tener el control sobre él y por lo tanto, gastar una misma moneda dos veces (esto es, tener dinero infinito), si tuviésemos el control sobre la mayoría de los nodos de la red; algo que no es tan difícil de conseguir si las empresas que sustentan la mayoría de nodos se pusiesen de acuerdo, algo de lo que ya hemos hablado.

Blockchain es rentable y barato

Esta es, posiblemente, la mentira más grande en torno al Blockchain: ni es rentable, ni barato. De hecho, en torno a esta tecnología hay varias corrientes tratando de economizar los costes del Blockchain, pues son exageradamente altos, y cada vez van en aumento. Cada vez se requiere ordenadores más potentes y un mayor número de equipos cada vez más potentes (y que por lo tanto consumen más), llegando al punto de que cada bloque minado (necesario para certificar transacciones) consume tanto como una casa española durante toda una semana.

Todos las cadenas de bloques son públicas

Las cadenas de bloque más conocidas, como al de Bitcoin, son públicas; cualquiera puede acceder a ellas. No obstante, no es así en todos los casos. Una empresa, por ejemplo, puede crear su propia cadena de bloques para verificar información dentro de la compañía (para dejar registrado cuando entran o salen los empleados, entre otros muchos ejemplos) sin que esta información sea pública.

Se estima, de hecho, que más del 80% de los bancos mundiales están investigando en torno a cadenas de bloque privadas para implementarlas en sus servicios. Un Blockchain privado y real es Corda, del consorcio formado por las más de 70 empresas financieras R3 en conjunto con otros 22 bancos, que permite crear y ejecutar contratos inteligentes entre instituciones financieras e investigar nuevas aplicaciones en Trade Finance, Identidad Digital o el intercambio de activos digitales.

Blockchain solo interesa a criminales

Es cierto que el Bitcoin, las criptomonedas, y consecuentemente el Blockchain, han creado las condiciones de anonimato y seguridad perfectas para cometer delitos impunemente, pero esos delitos se habrían cometido igualmente de otro modo. Las ilegalidades que se cometen a través del Bitcoin y otras criptomonedas se pueden hacer también sin estos medios digital, pero como esta herramienta es la más útil en este aspecto, es la que han adoptado muchos delincuentes, y la que cada día más acogen.

El fraude se puede ejecutar sin Bitcoin. Solo que, mediante esta moneda virtual, es más sencillo y seguro para el delincuente. Es como culpar a Telegram de los ataques terroristas del ISIS porque usan su aplicación para comunicarse de forma segura ¿Podrían hacerlo sin Telegram? Si; con mayor riesgo o con menor seguridad, pero sería posible. Del mismo modo, Toyota no tiene la culpa de los ataques terroristas de este grupo porque usen Toyota Hilux para desplazarse.

Un contrato inteligente es un contrato legal

Un contrato inteligente es un acuerdo entre dos partes, que por supuesto es legal, pero un contrato legal no equivale a un contrato inteligente. Esto es porque los contratos inteligentes tienen una gran diferencia: las personas no pueden echarse atrás.

Debemos ver un contrato inteligente como una herramienta más que como un contrato vinculante (algo que varía según las leyes de cada país)

Si se realiza un contrato por el que hay que pagar una cantidad de dinero si ocurre un evento, y este evento ocurre, la cantidad de dinero se pagará si o si, independientemente de que el pagador se haya echado atrás. Por lo tanto, este tipo de contrato obliga a que se cumpla lo acordado, y con garantías, pero, aunque es legal, no quiere decir que tenga garantías legales.

Blockchain es solo es una moda

Decir que Blockchain es una simple moda es como decir que Internet es una moda. El Bitcoin y el resto de criptomonedas puede serlo o pueden acabar fracasando, como lo han sido muchas compañías de Internet, como Yahoo o AOL, pero la tecnología (Internet y, en este caso, el Blockchain) seguirá ahí.

Blockchain es solo un zumbido dentro de una colmena

Ahora mismo, y aun cuando el Bitcoin y las criptomonedas no pasan por su mejor momento, se mueven miles de millones de euros diariamente en mercados de criptomonedas, lo que implica el uso de Blockchain (y este es solo uno de los escenarios donde se usa). Solamente el Bitcoin mueve de forma diaria casi 6000 millones de dólares; Tether, unos 2300 millones de dólares; y Ethereum, otros 1500 millones de dólares; además, tenemos que sumar otros tantos cientos de monedas, pues esto son solo las tres con más capitalización.