Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Uber ha vuelto a Barcelona tras 4 años, y ahora quiere hacer las cosas bien

Uber ha vuelto a Barcelona tras 4 años, y ahora quiere hacer las cosas bien

Uber vuelve a Barcelona tras 4 años de haberse ido por las batallas legales y la batalla con el sector del taxi.

Uber, la polémica compañía de ‘alquileres de coches con conductor’ ha vuelto a Barcelona de forma oficial tras su salida hace casi 4 años. La batalla judicial y las disputas con los taxistas fue el primer motivo por el que Uber decidió salir de la ciudad española. Ahora, vuelven bajo la marca UberX, el brazo profesional de la firma frente a UberPOP, que tiene la prohibición de volver a operar. De hecho, ya está operando desde las 8 de la mañana.

Y tras la vuelta, los vehículos necesitarán a partir de ahora una licencia VTC, además de que se tendrán que enfrentar a la normativa impuesta por Ada Colau que obliga a este tipo de compañías a poseer una licencia municipal. De momento, son 120 coches los que circulan las calles barcelonesas con sus respectivas licencias VTC.

Solamente durante 2016, y sin estar el servicio activo, un millón de personas trataron de solicitar vehículos de Uber en Barcelona, aun habiendo huido. Una cifra que, poco a poco, y aunque no hubiera servicio, va aumentado: durante el verano de 2016 la cifra ocupaba el medio millón de solicitudes.

En esta ocasión Uber ha declarado que quiere hacer las cosas bien. Barcelona es una de las ciudades más importantes y ha demostrado ser muy rentable para Uber. Literalmente han manifestado que «es una ciudad muy especial para Uber y esta vez queremos hacer las cosas bien». Esto supone dar el brazo a torcer y ceder ante las solicitudes de la administración.

Uber, de nuevo en la polémica ciudad tras 4 años

Uber en Barcelona será algo más caro que en Madrid, la otra ciudad donde está disponible dentro de España. En concreto, hablamos de 0,16 euros por minuto (0,06 euros más caros que en Madrid), unos 1,42 euros por kilómetro recorrido (0,17 más), siendo la tarifa mínima y una tarifa de cancelación de 5,50 euros (exatamente igual que en la capital española). Y aun siendo más caro que Uber Madrid, seguiría suponiendo un ahorro del 15% con respecto a otras alternativas más tradicionales (se menciona, por supuesto, al sector del Taxi).

Los 120 vehículos van acompañados de una media de 240 conductores distribuidos en turnos de 12 horas. Estarán dados de alta como autónomos correctamente o en su defecto deberán constituir empresas. Y han asegurado que se revisará de forma individual cada uno de los casos para comprobar que se cumple con la normativa.

Su funcionamiento es como cuando vamos a solicitar cualquier coche de Uber en otras ciudades, basta con entrar en la aplicación, elegir el punto de destino, el punto de recogida y un Uber vendrá a por nosotros (se nos mostrará todos los detalles: conductor, su imagen matrícula del vehículo, modelo y más datos), previamente habiendo cedido a la compañía nuestros datos de facturación. Igual que con UberPOP, podremos fraccionar el pago entre varios pasajeros, lo que la aplicación realizará de manera automática cuando acabe el viaje.