Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Un documento filtrado de Apple revela que 12 empleados fueron detenidos por filtraciones

Un documento filtrado de Apple revela que 12 empleados fueron detenidos por filtraciones

Apple necesita reducir el número de filtraciones, por lo que investiga a sus empleados. En 2017, despidieron a 29 empleados y detuvieron a 12 de ellos.

Apple quiere evitar filtraciones a toda costa. Por ello, el año pasado en julio Apple desarrolló un vídeo (que fue filtrado, paradójicamente) donde advertían que iban a controlar aún más las filtraciones y que para ello se contrató a ex-agentes de la NSA y la FBI (dos organizaciones gubernamentales de inteligencia de EEUU).

Ahora, se ha filtrado un memorándum donde anuncian el despido durante 2017 de 29 empleados que se dedicaban a filtrar información a la prensa, 12 de los cuales, incluso, fueron arrestados; y es que no solo se trata de algo que van contra las normas de la empresa, sino que puede ser calificado como espionaje empresarial, entre otros delitos, y puede ser castigado con penas de prisión. Y parece que no ha servido para disuadir, o al menos mucho, pues, como vemos, de nuevo se ha filtrado el documento.

Un memo interno de Apple anuncia 12 detenciones por filtrar datos

Las filtraciones no solo pueden afectar negativamente a las ventas, sino que además puede dar ventajas al resto de compañías. El iPhone X, por ejemplo, ya se había filtrado completamente antes de que fuese presentado, por lo que el resto de fabricantes pudieron poner en marcha los planes para desarrollar una réplica del mismo y lanzarla al mismo tiempo que el producto original.

Un documento de Apple advierte sobre los filtradores

Incluso iBoot, una parte importantísima del código fuente de iOS, se filtró este mismo año por parte de un empleado de bajo nivel, algo que podría denominarse como la peor filtración de su historia (más tarde se conocería que fue realmente en 2016 cuando se filtró, pero no se supo hasta entonces), aunque Apple no le dio mucha importancia por ser código de iOS 9, al menos de cara al público.

«El impacto de una filtración va más allá de las personas que trabajan en un proyecto particular: se siente en toda la empresa. La información filtrada sobre un nuevo producto puede afectar negativamente las ventas del modelo actual, dar a las compañías rivales más tiempo para dar una respuesta competitiva; y conducir a un menor número de ventas de ese nuevo producto cuando llegue».

Los empleados que filtran datos a la prensa, afirmar, no entran a la empresa con esta intención, sino que se corrompen después de «ser objetivo de la prensa, analistas y bloggers que se hacen amigos de ellos en redes sociales como LinkedIn, Twitter y Facebook y tratan de sacarles información».