Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Consiguen las huellas de un traficante a partir de una foto de Whatsapp

Consiguen las huellas de un traficante a partir de una foto de Whatsapp

La policía de Gales del Sur ha conseguido un arresto a partir de una foto de Whatsapp de un traficante, obteniendo la huella dactilar.

La policía de Gales del Sur ha conseguido un arresto a partir de una foto de Whatsapp; ni el CSI de la serie está a la altura de estas técnicas.

La próxima vez que creas que la foto que has enviado no te identifica, piénsalo mejor. Hasta el más mínimo detalle puede ser usado para asociarte con el contenido de la foto; y hay auténticos profesionales y técnicas desarrolladas para obtener esos detalles de donde no parece que los haya.

La policía ya puede sacar huellas de fotos de Whatsapp

Es el caso del arresto de un hombre en Birdgend, un municipio galés que ha sido el escenario de una innovadora investigación. Todo empezó cuando la policía científica de Gales del Sur recibió la principal pista para detener a un sospechoso de tráfico de drogas; era una foto, en la que se veía una mano sujetando un paquete de drogas.

La imagen se consiguió en una redada, en la que se incautaron grandes cantidades de un tipo de cannabis; analizando los mensajes de Whatsapp de los móviles de los sospechosos, se encontró la fotografía incriminatoria.

(South Wales Police)

El gran problema es que la mayor parte de la mano estaba cubierta por el plástico semitransparente en el que se distribuían las pastillas. Sólo la parte inferior de uno de los dedos era visible; pero la base de datos de huellas del Reino Unido sólo registra la parte superior de la huella. Siendo una foto de un móvil, es comprensible que no hubiese muchas esperanzas de conseguir más información.

Un arresto a partir de una foto de Whatsapp que abre las puertas a muchos casos

Y sin embargo, la policía consiguió extraer una huella dactilar de esa foto. Una huella viable, que pudieron usar en la investigación para identificar no sólo a la persona que sujetaba las pastillas, sino también a diez personas más.

La policía no ha explicado los detalles técnicos de cómo extrajo la huella; como representantes del cuerpo apuntan, los traficantes están usando la tecnología actual para que no les pillen, y a su vez la policía tiene que mantenerse al día.

Este caso ha abierto las puertas a resolver muchos otros; si una foto captura al menos una parte de la mano, incluso con una cámara de baja calidad como la de un móvil, los agentes la están enviando a la policía científica con la esperanza de obtener resultados.