Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El coche eléctrico de 10.000 dólares que quiere revolucionar el mercado

El coche eléctrico de 10.000 dólares que quiere revolucionar el mercado

Este coche eléctrico cuesta tan solo 10.000 dólares, poniendo solución a los altos precios que impiden a muchos comprar un eléctrico.
En:

El coche eléctrico tiene muchas ventajas, pero un gran problema que acaba por ‘comerse’ cualquier ventaja: su precio es mucho más alto que un coche convencional de combustión. Mientras que un coche de combustión cuesta en torno a los 10 000 o 15 000 euros, un eléctrico no lo conseguimos por menos de 25 000.

Esto es un aumento considerable, pues se trata del doble de precio en el mejor de los casos. Hablando de estas cifras, el medio ambiente ya no es tan importante para muchos. Por ello, la mayoría de gobiernos invierten en ayudas de hasta 6000 euros para que estos coches sean más asequibles para los usuarios. Pero no es suficiente, pues, aparte de que se agota en seguida (en España duran 24 horas), no es una solución definitiva (esto sería, concretamente, que los coches eléctricos bajasen considerablemente de precio, algo que ocurre paulatinamente).

Este coche, de Sondors, que una firma que anteriormente ha fabricado y comercializado bicicletas eléctricas, puede cambiarlo todo: es eléctrico pero cuesta tan solo 10 000 dólares, unos 8000 euros (sin tener en cuenta impuestos), considerablemente mucho más barato que cualquier otro eléctrico que podamos encontrar en el mercado.

No obstante, tampoco se trata de un coche convencional, pues no tiene 4 ruedas, sino 3; de hecho, legalmente entra dentro de la clasificación de triciclo. Pero que eso no te eche para atrás, pues es totalmente funcional (si estás conforme con las tres únicas plazas que incorpora, dos en la parte delantera y una en la trasera).

El Tesla de 3 ruedas y económico

En cuanto a los detalles técnicos, no se ha especificado mucho, aunque la compañía sí que adelantó tres modelos distintos con tres autonomías diferentes: 120, 240 o 320 kilómetros de autonomía. En cuanto al cambio de batería (las baterías de todos los coches eléctricos acaban por dejar de tener una vida útil, y hay que cambiarlas) se estima en torno a los 3000 euros.

Además, es capaz de alcanzar 100 kilómetros por hora entre los 5,8 segundos desde parado, algo que no está del todo mal. En resumen, se trata de un coche (si podemos considerarlo como tal) compacto y con algunas limitaciones, pero eléctrico (nos ahorramos tener que pagar gasolina, además de que no genera emisiones), con todo lo que ello conlleva.

La compañía, que presentó el vehículo el año pasado en el salón de AutoShow de Los Ángeles 2017, plantea tener las primeras unidades listas para el año que viene para aquellos primeros compradores que reservaron su unidad con 100 dólares (aunque es posible echarse atrás y retirar el dinero). No se ha anunciado cuántas unidades se reservaron y cuántas se plantean fabricar.

Por el momento solo venden (o reservan) dentro de Estados Unidos. Cuando finalmente estén en proceso de venta convencional y no pre-reserva, afirman que lo harán sin intermediarios, a través de Internet. «Sólo tendrás que hacer el pedido desde casa y recibirlo en tu domicilio».