Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Steam OS no está muerto y Valve seguirá apostando por Linux para jugar

Steam OS no está muerto y Valve seguirá apostando por Linux para jugar

El futuro de SteamOS no es tan negro como lo pintan, según Valve, y pese a la muerte de las Steam Machines seguirá invirtiendo en Linux.

Valve ha tenido que aclarar su postura sobre SteamOS y sus proyectos de software y hardware, después del aparente abandono de las Steam Machines.

Hace un par de días dábamos el pésame a Valve por la muerte de las Steam Machines; el enlace en la portada de Steam ha desaparecido, y aunque la página sigue accesible, los ordenadores promocionados son viejos y no se han actualizado en años.

La gran duda era qué ocurrirá con el sistema operativo que llevan, SteamOS, y qué supondrá esto para el futuro de los videojuegos en Linux. Valve ha querido calmar a la comunidad gaming con un comunicado.

Valve habla sobre el futuro de SteamOS

El enlace a las Steam Machines desapareció de Steam por una “limpieza rutinaria” por el bajo tráfico que recibía, según la compañía, que se ha mostrado sorprendida por las reacciones a este cambio.

Que las Steam Machines no han sido han volado de las estanterías no es ningún secreto, admite la propia Valve. Sin embargo, este fracaso no supone que SteamOS vaya a ser abandonado.

Pese a que SteamOS nació como respuesta a Windows 8 y el abandono de Microsoft, Valve asegura que sus razones para luchar por una plataforma abierta y competitiva no han cambiado.

Jugar en Linux sigue siendo una prioridad

Valve ni confirma ni desmiente que las Steam Machines hayan muerto; pero el comunicado no habla de ningún nuevo producto, y en vez de eso se centra en los desarrollos de software.

Valve sigue trabajando en hacer que los sistemas operativos Linux sean una gran opción para jugar, además de para usar aplicaciones; y cree que este esfuerzo resultará en una mejor experiencia, tanto para usuarios como para desarrolladores.

Incluso si un juego no está en Steam, puede beneficiarse de los avances de Valve que han llegado ya a muchas distros. La inversión en Vulkan, la API para desarrolladores rival de DirectX, es un buen ejemplo. Vulkan ya está disponible para iOS y macOS; así que un desarrollador puede adaptar sus juegos a varias plataformas sin mucho trabajo adicional.

Aunque las Steam Machines hayan fracasado comercialmente, al menos han cumplido un propósito. Han permitido que Valve aprenda mucho sobre el estado del ecosistema de Linux.

Valve promete más iniciativas relacionadas con Linux, y SteamOS será el primer lugar en el que se prueben, aunque no ha querido dar detalles.