Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Esto es lo que pasa cuando envías un pan de ajo a la estratosfera

Esto es lo que pasa cuando envías un pan de ajo a la estratosfera

Tom Scott, un conocido youtuber, ha enviado un pan de ajo a la estratosfera. A la vuelta, cuando llegó a la Tierra, se lo comió.

Tom Scott, un conocido youtuber, ha enviado a la estratosfera un pan de ajo (para ser exactos, un pan de ajo casero). Cuando cayó en la Tierra de nuevo, lo fue a buscar y se lo comió ¿Qué pudo haber ocurrido con el pan de ajo allí arriba,  y cómo lo lanzó tan lejos? De paso, podría haber montado unos cuantos instrumentos más y demostrar al autodenominado científico que está construyendo un cohete para lanzarse y demostrar que la Tierra realmente es plana.

Cómo llega un pan hasta la estratosfera

En realidad, es bastante sencillo. Para empezar, no fue lanzado hasta allí arriba, sino que se usó una especie de globo aerostático (también conocido como meteorológico), concretamente el que vemos en la imagen superior (es un fotograma del vídeo); es decir, se ató, en palabras sencillas, a un globo con hidrógeno. Este tipo de globos llega, aproximadamente, hasta la media centena de kilómetros sobre el nivel del mar. Es mucha distancia, pero no tanto comparado con los kilómetros a los que están los astronautas de la Estación Espacial Internacional, a unos 360 kilómetros, o incluso más.

Este pan de ajo, en concreto, recorrió 35 kilómetros verticalmente, mucho más arriba que los aviones, que se quedan en la troposfera. No obstante, a pesar de que está muy lejos de la Tierra, no es el borde del espacio (este borde se podría considerar que está a 100 kilómetros, en lo que se conoce como la línea de Kármán, donde se junta la atmósfera y el espacio).

A medida que el globo sube, crece de tamaño, de modo que dado un punto concreto explota, y comienza a descender de nuevo (en el vídeo se ve claramente cómo el globo hace plop). Gracias al GPS que le incorporaron, además de la GoPro, Scott y el resto de personas pudieron ir tras él a recogerlo, después de que pisara tierra suavemente mediante un paracaídas.

La estratosfera, a -26 grados

Una vez el pan de ajo está a 35 kilómetros de la Tierra, ¿qué es lo que ocurre con él? En este caso, simplemente nada: debido a las bajas temperaturas, se congeló, pero no sufrió ningún otro fenómeno. Concretamente, a estas alturas se manejan temperaturas de entre 0 y -50 grados. Al menos en el vídeo, que dura unos pocos minuto (el pan realmente estuvo dos horas allí arriba), se ve cómo estuvo a temperaturas de -26 grados, lo suficiente como para congelarse.

Y así fue: se congeló y a la reentrada en la Tierra, una parte se descongeló, dando como resultado un pan de ajo frío y probablemente húmedo, pero sin llegar a estar congelado.

Y resulta, después de hacerse viral el vídeo del conocido youtuber, que no es la primera vez que alguien intenta esto. Anteriormente, en 2011, un estudiante de 14 años ya lo había hecho con un pastelito relleno de nata con un resultado también satisfactorio.