Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El Internet de las Cosas es el futuro y MindSphere es el sistema operativo abierto de Siemens para recopilar, analizar y exprimir los datos de millones de dispositivos conectados y así poder conseguir información realmente valiosa.

Cada vez tenemos más y más objetos conectados a nuestro alrededor, ya no solo ordenadores, smartphones o dispositivos digitales de todo tipo, sino también objetos más tradicionales o “analógicos” que van incorporando sensores y opciones de conectividad. El Internet de las Cosas (IoT) ya está aquí y sin duda va a ser una de las áreas tecnológicas que más va a evolucionar y crecer durante los próximos años.

Las estimaciones hablan de más de 50.000 millones de dispositivos conectados en 2020, es decir, dispositivos y objetos con capacidad para recopilar datos y comunicarse con otros. MindSphere es el punto de reunión de todo ese ecosistema. Esta solución de Siemens desarrollada de forma nativa en la nube es capaz de conectar todos los equipos, dispositivos y sistemas para extraer de ellos todos los datos que sean capaces de recopilar y analizarlos para sacarles el máximo partido.

Conectando el mundo real y el digital

Al igual que nuestro smartphone tiene integrados una serie de sensores con los que, por ejemplo, puede calcular el número de pasos que realizamos cada día, en un equipo industrial, como un motor o una cadena de montaje, hay cientos de puntos de los que es posible extraer métricas y, con ellas, mejorar todo el proceso y hacerlo más eficiente.

El protocolo de actuación abierto con el que cuenta MindSphere permite conectar el mundo real y el virtual/digital, ofreciendo las herramientas para que cualquier partner interesado pueda desarrollar aplicaciones y utilidades personalizadas según sus necesidades, creando soluciones industriales para el Internet de las Cosas de manera sencilla, obteniendo incluso soluciones preconfiguradas.

No basta con recopilar datos y más datos si no se consigue sacar nada en claro de ellos. El ecosistema que forma MindSphere de Siemens, con estándares e interfaces abiertas, quiere convertirse en un todo en uno para el Internet de las Cosas, sin importar el sector en el que se aplique esta tecnología. Además de registrar los datos, el sistema evalúa y analiza qué implicaciones tienen esas métricas junto a otros factores para así tomar decisiones adecuadas. Por supuesto, la seguridad de la información está garantizada tanto en la parte de software como en las comunicaciones con el hardware.

¿Qué efectos puede tener esto en el mundo real? Uno de los ejemplos más recientes de la aplicación de MindSphere y la tecnología de Siemens en un entorno real lo encontramos en el campo de fútbol del Bayern de Múnich. Gracias a los sensores integrados en las distintas zonas del campo y los datos que envían a MindSphere – como la luz, temperatura, humedad, viento, condiciones del césped o información futura como la previsión meteorológica – el equipo que cuida del estado del campo recibe en tiempo real en su aplicación del smartphone recomendaciones de todo tipo para llevar a cabo acciones específicas con el objetivo de que el terreno de juego esté siempre en perfectas condiciones.

Análisis y predicción del consumo de energía en ciudades, monitorización de sistemas para programar mantenimientos, análisis de medios de transporte para predecir horarios en tiempo real y adelantarse a imprevistos… estos son solo algunas de las posibilidades del Internet de las Cosas combinado con MindSphere para conseguir siempre información valiosa. En la web de Siemens puedes encontrar todos los detalles y partners que ya están trabajando con esta tecnología.