Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Cómo ocultar mensajes en texto plano gracias a la inteligencia artificial

Cómo ocultar mensajes en texto plano gracias a la inteligencia artificial

La inteligencia artificial ha hecho que sea posible ocultar mensajes en texto plano. Gracias a una aplicación llamada FontCode se podrán recuperar

Ingenieros informáticos de la Universidad de Columbia han descubierto cómo ocultar mensajes en texto plano realizando cambios casi imperceptibles a las formas de las letras. Esta técnica recuerda a la esteganografía, que se usa para ocultar mensajes, archivos e incluso malware dentro de otro formato.

El invento ha recibido el nombre de FontCode, y funciona con las familias de fuentes más comunes como Times New Roman o Helvetica. Es compatible con la mayoría de procesadores de texto y con software de edición de imagen y dibujo.

Así funciona FontCode

FontCode inserta datos en los textos usando alteraciones minúsculas en las letras. Esto incluye desde cambiar el ancho y la altura de los trazos, hasta hacer más o menos pronunciadas las curvas de letras como “o”, “p” y “b”.

Para leer los mensajes se utiliza un sistema de inteligencia artificial llamado red neuronal convolucional. Estas redes están formadas por neuronas artificiales capaces de “aprender” y, con el “entrenamiento” adecuado, son capaces de reconocer y recuperar la información oculta en mensajes compuestos con FontCode.

Para extraer los datos ocultos, los científicos han desarrollado una aplicación móvil que funciona de forma parecida a un lector de códigos QR. El usuario tomará una fotografía del texto, y el software tiene en cuenta aspectos como la iluminación, el ángulo de la cámara e incluso si la imagen está enfocada o no. Después, reconstruye la imagen para extraer la información.

Por si fuera poco, FontCode no sólo inserta mensajes en el texto, sino que también puede cifrarlos. Claro que se trata de un cifrado “manual”; dos usuarios se tendrían que poner de acuerdo con respecto al orden en que se leen las letras ocultas, por ejemplo.

Mucho más que protección de textos

Hay aplicaciones obvias en el campo del espionaje para FontCode, pero sus inventores sugieren usos mucho más inocentes; como embeber metadatos en los textos, una especie marcas de agua.

«Puedes imaginar que se usaría para ofrecer información extra, como autores, copyright y demás, sobre un documento. Otra posible aplicación sería proteger documentos legales: nuestra técnica puede ser usada para detectar si un documento ha sido manipulado o no. Incluso se puede decir qué parte ha sido manipulada», explica Changxi Zheng, el líder del proyecto.

Otra aplicación potencial tiene que ver con algo que comentamos un poco más arriba: servir como alternativa a los códigos QR. Se podría hacer que FontCode ocultase la URL de una web o de un vídeo de YouTube, que ofreciese más información sobre el soporte del texto. Y según los responsables del proyecto, así no se alteraría su estética general.

El primer método independiente del tipo de documento

Existen otros métodos para ocultar un mensaje dentro de un texto; la ya citada esteganografía o métodos mucho más rudimentarios, como la escritura restringida. Con este último se podrían marcar una serie de palabras clave dentro del texto, que nos darían el mensaje secreto.

Sin embargo, FontCode es el primero que funciona de forma independiente al tipo de documento. También puede retener la información oculta cuando se imprime el documento en papel o se convierte a otro formato, según sus inventores.

La intención del equipo responsable es extender FontCode a otros idiomas. Por ahora han conseguido demostrar que funciona con el inglés, pero necesitarán más tiempo para expandirlo a otros idiomas (como por ejemplo el chino).

El equipo presentará sus hallazgos en agosto durante la próxima conferencia SIGGRAPH, que se centra en mostrar los últimos avances en computación gráfica a nivel mundial.