Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Llegan los primeros SSD de Gigabyte: para dar el salto a precios razonables

Llegan los primeros SSD de Gigabyte: para dar el salto a precios razonables

Los primeros SSD de Gigabyte ya están aquí, ofreciendo un rendimiento competente a un buen precio; la compañía apuesta ahora por el almacenamiento.

Los nuevos SSD de Gigabyte no son precisamente de alto rendimiento; pero sí que pueden motivarnos a dar el salto a esta tecnología si no lo hemos hecho aún.

Ya es bien sabido que la mejor manera de mejorar el rendimiento de un ordenador es instalar un SSD; en ese momento nos daremos cuenta del cuello de botella que supone nuestro disco duro.

Pero, ¿qué opción elegir? Cada vez hay más alternativas en el mercado, y ahora Gigabyte ha llegado para ponérnoslo más difícil. Sí, Gigabyte, una empresa que es más famosa por sus placas base o por sus tarjetas gráficas, ahora se mete en el mercado de los SSD.

Tiene sentido, teniendo en cuenta lo mucho que han bajado de precio los SSD, que aparezcan nuevos fabricantes con ánimos de atraer a los usuarios dudosos.

Así son los nuevos SSD de Gigabyte: competentes y con precios decentes

Y en eso consiste exactamente la apuesta de Gigabyte, al menos en su gama inicial, la UD PRO Series; compuesta de dos modelos, uno de 256 GB y otro de 512 GB, son modelos que no buscan el mejor rendimiento, pero que serán más que suficientes para cualquiera.

Los UD PRO usan la memoria BiCS3 3D NAND de Toshiba, con un controlador Phison; además, incluyen memoria DDR3L para la memoria caché (256 MB para el de 256 GB y 512 MB para el de 512 GB).

No son componentes malos, y es por eso que Gigabyte promete un rendimiento de 530 MB/s en lectura, y de 500 MB/s en escritura, en ambos modelos; no es lo mejor que hemos visto, pero desde luego tampoco es lo peor. En cuanto a los IOPS, la cantidad de operaciones de entrada y salida por segundo, el modelo de 256 GB ofrece 70.000 IOPS en lectura y 40.000 IOPS en escritura; el modelo de 512 GB es mucho mejor, con 80.000 IOPS en lectura y 75.000 IOPS en escritura.

Pero donde sin duda destacan los Gigabyte UD PRO es en el precio. El modelo de 256 GB cuesta 68,99 dólares, un precio competitivo pero por debajo de modelos más rápidos como los Samsung; con el modelo de 512 GB por 119,99 dólares conseguiremos un ahorro similar, pero ese modelo es sin duda mas recomendable por la diferencia de rendimiento en escritura.

Es de esperar que estos modelos de Gigabyte empiecen a llegar pronto a las tiendas. Lo que nos deja una duda, ¿esto es todo? Imaginábamos que, si Gigabyte entraba en el sector de los SSD, no dejaría de lado el sector de alto rendimiento; quién sabe puede que eso se lo reserve a su marca “gaming”, Aorus, pero por el momento, esto es lo que hay.