Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Puede un político bloquearme en Twitter? La sentencia contra Trump se podría aplicar en España

¿Puede un político bloquearme en Twitter? La sentencia contra Trump se podría aplicar en España

La duda de si un político puede bloquear a usuarios de Twitter ya se ha resuelto en EEUU, y puede que en España la respuesta sea muy similar.

La gran duda de si un político puede bloquear a usuarios de Twitter ha traspasado fronteras, y puede que más de uno y una representante tengan que cambiar sus costumbres.

El pasado 23 de mayo una jueza estadounidense dictaminó que Donald Trump y su Community Manager estaban vulnerando la libertad de expresión de los usuarios que habían bloqueado en Twitter. La lógica es que Trump ya no es un usuario cualquiera: es el presidente de los EEUU, y como tal, los ciudadanos estadounidenses tienen derecho a expresarle lo que quieran.

Lo llamativo del caso es que esto se aplica incluso si Trump tuitea desde su cuenta personal, @realdonaldtrump y no la cuenta oficial del presidente, @POTUS. Y ya entonces en OMICRONO nos preguntábamos si esta decisión se podría aplicar a este lado del charco; y es que Trump no es el único representante político con adicción al botón de bloquear.

La gran duda de si un político puede bloquear a usuarios de Twitter

En España, por ejemplo, el botón de Bloquear es el mejor amigo del político español. Sirve tanto para zanjar conversaciones que no van por la dirección que les gusta, como para crear una burbuja en la que todas sus decisiones sean correctas.

Sin embargo, según la opinión de juristas recogida por eldiario.es, esta práctica podría ser tan condenable en España como lo es en EEUU. La cuestión es que, hasta ahora, nadie ha demandado a un representante político por ser bloqueado en Twitter, así que no hay muchos antecedentes similares.

Además, las leyes españolas no hacen mención expresa a las redes sociales. En caso de que se produjese una demanda parecida, estaríamos entrando en terreno desconocido. Sin embargo, expertos en Derecho Constitucional consideran que en estos casos la Constitución impone suficiente protección a la libertad de información y expresión como para que el caso también fuese aplicable a España.

La clave es la misma que en el caso de Trump. Desde el mismo momento en el que un político usa su cuenta personal para mostrar su posicionamiento, esta deja de ser únicamente personal; pasa a convertirse en un espacio de debate público.

Por qué tú puedes bloquear a un político pero él no puede bloquearte a ti

(Albano Dante Fachin)

En cambio, no pasa nada si un usuario bloquea a un político, ¿por qué? Como apunta el abogado Carlos Almeida, cualquier ciudadano tiene a su disposición muchos medios de comunicación con los que enterarse de lo que hace o dice el político; sin embargo, puede que no tenga tantos medios para comunicarse directamente con él como permite Twitter, y por eso, si es bloqueado, el político podría estar impidiéndole ejercer sus derechos.

Y esto no se aplica sólo al presidente del gobierno, Mariano Rajoy; cualquier cargo electo podría verse obligado pronto a dejar de bloquear en Twitter y otras redes sociales. Sólo lo podrían hacer si usan la cuenta exclusivamente para cuestiones personales.

La gran pregunta no es si en España ocurrirá un juicio semejante como el de Trump. La pregunta es cuándo. La noticia de Trump sin duda alguna animará a algún usuario español a intentar lo mismo.