Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Apple impide un “Cambridge Analytica” prohibiendo compartir tus datos

Apple impide un “Cambridge Analytica” prohibiendo compartir tus datos

Apple ha prohibido que las aplicaciones de su tienda puedan vender o compartir datos de sus usuarios.

Apple quiere impedir lo mismo que sucedió con Facebook y Cambridge Analytica, por lo que está mejorando la privacidad y seguridad de sus usuarios. Ahora, y de forma silenciosa, ha prohibido que las aplicaciones puedan compartir o vender datos de sus usuarios, más concretamente sus contactos.

Hasta ahora esto era una práctica de lo más común en la era no solo de Internet (vender datos), sino también de Apple, pues alguno de sus desarrolladores llevaba esto a la práctica; pero tras el escándalo de Facebook, cada vez más compañías se están concienciando sobre la protección, seguridad y privacidad de los datos de sus usuarios. Sobre todo Apple, que no vive de datos, sino de compras en aplicaciones y venta de hardware, por lo que no tiene ninguna necesidad.

A pesar de que es algo mucho más frecuente en Android, también ocurre en iOS

A pesar de que las aplicaciones pueden seguir teniendo acceso a los contactos y otros datos de los usuarios, no podrán comercializar con ello; ni siquiera podrán compartirlos. Todo esto ocurría, por supuesto, sin el consentimiento explícito de los usuarios. Lo raro es que lo haya hecho de forma silenciosa, sin grandes anuncios (probablemente motivado porque los usuarios no sabían que eso podía hacerse). Al fin y al cabo, esto es precisamente lo que ha metido a Facebook en tantos problemas.

Apple quiere proteger tu privacidad y seguridad

Y nos hemos enterado, precisamente, no por Apple, sino porque alguien del medio online Bloomberg ha revisado las normas de la App Store, que han sido cambiadas recientemente. De hecho, este cambio se produjo la semana pasada, a la misma vez que se estaba prouciendo la keynote donde presentaron iOS 12 y otras novedades de software, pero no nos hemos enterado hasta ahora.

Y no solo se ha prohibido vender o compartir datos de los contactos de los usuarios, sino también crear bases de datos con esta información, aunque no la compartan; estas bases de datos usualmente contienen números de teléfono, direcciones de correo electrónico y fotos de perfil de familiares, amigos, colegas y otros conocidos. Ahora tampoco se puede obtener acceso, por ejemplo, a la agenda para un fin concreto, y acceder a ella para otro; si el desarrollador quiere acceder a algo con un fin, tiene que conseguir un nuevo consentimiento explícito del usuario también para ese fin.

Y si se descubre que alguien está incumpliendo cualquiera de estas reglas, la aplicación será prohibida de la tienda online de Apple y consecuentemente también del sistema operativo para móviles (para el caso de ordenadores es más difícil).