Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Esto es lo que consigues cuando montas una gigantesca lente Canon a la cámara de la Game Boy

Esto es lo que consigues cuando montas una gigantesca lente Canon a la cámara de la Game Boy

Un aficionado ha modificado una cámara de Game Boy con una lente profesional, y los resultados son sorprendentes teniendo en cuenta las limitaciones.

Una cámara de Game Boy con una lente profesional da unos resultados sorprendentemente buenos; si te gusta la estética retro, claro.

En perspectiva, la Game Boy Camera estaba adelantada a su tiempo; este accesorio era compatible con todas las Game Boy, y usaba el puerto de los cartuchos para añadir una cámara a nuestra consola portátil.

La cámara de Game Boy con una lente profesional

Claro, que estamos hablando de 1998, y de una consola nacida más de una década antes; las fotos que podíamos conseguir no eran precisamente precisas, pero tenían un cierto encanto. Gracias a la moda retro, la Game Boy Camera ha vuelto a la actualidad; hemos visto fotos espectaculares teniendo en cuenta las limitaciones técnicas, como eclipses de sol, o incluso planetas como Júpiter.

La gran duda que tenía el fotógrafo y diseñador Bastiaan Ekeler era si esas limitaciones podían solventarse, simplemente con una lente mejor. Ya hay gente que usa adaptadores diseñados para smartphones, pero ¿y si usásemos una lente profesional en una cámara tan mala como la Game Boy Camera? Recordemos que las fotos tomadas con la Game Boy Camera tienen una resolución de 128 x 112 píxeles en escala de grises.

Para descubrirlo, Ekeler tuvo que tirar de la impresión 3D, para construir un adaptador que le permitirse acoplar la gigantesca (en comparaciñón con la Game Boy) lente; aunque para ello tuvo que desmontar la cámara.

La lente en cuestión es una Canon 70-200mm, por lo que de esta manera podría capturar imágenes a grandes distancias. Por ejemplo, fotos de animales sin asustarlos; el resultado final tendría una distancia focal de unos 3.000 mm. Por último, para conseguir copias digitales de las fotos, usó una placa Arduino que ejecutaba un emulador de la Game Boy Printer; sí, la Game Boy también tuvo una impresora para conseguir copias de nuestras fotos.

Esta “abominación”, como la define su propia creación, funciona, y de hecho lo hace bastante bien; pudo hacer fotos de animales, escenas naturales, e incluso una foto de la luna.

Sí, son fotos diminutas, y es posible contar los píxeles, pero tienen una calidad sorprendente.