Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

En:

China sigue en su camino hacia un estado policial distópico: el país donde hay cientos de miles de cámaras por la calle provistas de Inteligencia Artificial para vigilar a los viandantes, y donde se está comenzando a usar el reconocimiento facial para absolutamente casi todo, está comenzando a obligar a instalar chips de identificación mediante radiofrecuencia (RFID, identifiación mediante radiofrecuenciaen los coches de los ciudadanos. La intención es poder rastrear todos los coches para «controlar las congestiones» y «mejorar el tráfico».

La medida comenzará a aplicarse a partir del 1 de julio, cuando se comenzará a instalar los chips de radiofrecuencia en los limpiaparabrisas de menara voluntaria, y hasta 2019 no será obligatorio en todos los vehículos. La intención es, mediante los datos que provean los chips, poder reducir las congestiones y, por lo tanto, la contaminación, una de las mayores preocupaciones del gobierno chino.

China ahora rastreará los movimientos en coche de sus ciudadanos

Y, al contrario de como podrías pensar, no usará GPS, por lo que no se podrá saber dónde está un coche en un momento concreto, por lo que muchos han vislumbrado que se trata de una nueva herramienta de control de los ciudadanos del gobierno de la república china. No obstante, probablemente este nuevo despliegue de chips en las decenas de millones de coches de China ayudará a aumentar el estado de vigilancia. y es que, aunque no tenga GPS, es un nuevo método para controlar a sus ciudadanos, a pesar de que su finalidad sea “mejorar el tráfico”.

China quiere controlar todos los movimientos de sus ciudadanos, incluidos los desplazamientos en coche

La intención es analizar los datos de los vehículos para ver dónde se crean congestiones y cómo se puede solucionar. Se pretende no solo averiguar los puntos clave, sino también el comportamiento y los hábitos de conducción de sus ciudadanos. No obstante, aún se desconoce qué es lo que registrará concretamente este chip.

Pero al incorporar tecnología de radiofrecuencia, se puede añadir información o modificar la presente a distancia. Por lo tanto, se puede saber, por ejemplo, cuando un coche pasa por cierta carretera, entre otras cosas. Esta tecnología de hecho, actualmente se usa para pagar automáticamente en telepeajes en varios países, para que cuando pases por uno, se te cobre de forma automática. Pero claro, el uso de China es muy distinto.

En definitiva, China ha encontrado la excusa distinta para rastrear a sus ciudadanos (mejorar la situación de contaminación) mediante el rastreo de sus coches.