Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La Xbox One ahora permite empezar a jugar sin tener que esperar a que termine la descarga

La Xbox One ahora permite empezar a jugar sin tener que esperar a que termine la descarga

Gracias a la última actualización de Xbox One, es posible jugar sin descargar todo el juego, gracias a un sistema que analiza las partes más importantes.

Gracias a la actualización de julio, será posible jugar sin descargar todo el juego; y todo gracias a un planteamiento con mucho sentido.

Se nota que la Xbox es una consola de Microsoft por una cosa: las constantes actualizaciones que recibe; al igual que Windows 10, la consola ha recibido una serie de mejoras a lo largo de su vida, y algunas de ellas han cambiado completamente la manera en la que la disfrutamos.

La actualización de julio de Xbox One ya está aquí

La actualización de julio que está llegando a todos los usuarios a partir del día de hoy es una buena muestra. Nos encontramos novedades que nos ayudarán a organizar mejor nuestra colección, como la posibilidad de agrupar juegos y aplicaciones; de esta manera, podemos crear colecciones en las que organizamos nuestros títulos como nos plazca.

De la misma manera, ahora es más fácil que nunca encontrar el juego que queremos; sólo tenemos que pulsar el botón Y mientras estemos en la interfaz del sistema y accederemos a una búsqueda mejorada. También se ha mejorado el streaming a través de Mixer, que ahora puede ser controlado con teclado y ratón por usuarios de PC.

Ya puedes jugar sin descargar todo el juego

Pero sin duda alguna, la función más interesante es FastStart; fue adelantada en el pasado E3, y ya entonces nos pareció probablemente lo más interesante de la conferencia. Se trata de una funcionalidad capaz de acelerar la carga de juegos en la Xbox One, usando aprendizaje automático.

Que la resolución 4K sea cada vez más común en los videojuegos (gracias en buena parte a la Xbox One X) tiene un inconveniente: los juegos ocupan cada vez más. Estamos hablando de varias decenas, incluso cientos de GB que hay que descargar antes de disfrutar el juego en todo su esplendor.

Incluso con una buena conexión a Internet, eso supone una buena espera hasta poder empezar a jugar. FastStart se encarga de mitigar esa espera, analizando los juegos y marcando las partes que probablemente serán más necesarias para empezar a jugar.

El sistema dará prioridad a los archivos que deben ser cargados para iniciar el juego y empezar las primeras zonas o niveles; Microsoft afirma que esto nos permitirá empezar a jugar el doble de rápido que hasta ahora.

Claro, que la eficacia de FastStart depende mucho del tipo de juego; probablemente se adapte mejor a los juegos divididos en niveles, ya que así sabe con seguridad qué partes necesitará primero el jugador. Por eso, Microsoft ha aclarado que inicialmente sólo algunos juegos serán soportados; y que los desarrolladores tendrán que implementar el soporte de FastStart en sus juegos.

Este no es un sistema de streaming; mientras jugamos el principio del juego, el resto de archivos seguirá descargándose en segundo plano. Pero la idea de fondo es muy parecida.