Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Retrovisores virtuales, cámaras que lo capturan todo en el nuevo Audi

Retrovisores virtuales, cámaras que lo capturan todo en el nuevo Audi

Así son los retrovisores virtuales con pantalla táctil y cámara del Audi E-Tron EV.

Los retrovisores de los coche están destinados a morir, y cada vez es algo que tenemos más presente. Llevamos viendo unos cuantos coches con retrovisores ‘virtuales’ y cada vez la tecnología es más madura y apetecible. Ahora, Audi ha mostrado su nuevo concepto de retrovisor digital que implementará en futuros vehículos.

La clara ventaja de estos retrovisores es que, como la imagen es digital, podemos hacer zoom e incluso mover la cámara para que apunte a diferentes áreas. Esto es ideal para aparcar, por ejemplo (es decir, para aquellos que quieran seguir aparcando manualmente, pues cada vez son más populares los sistemas de aparcamiento automático), pero en la conducción diaria por carretera o ciudad puede que sea más bien una distracción.

Otra ventaja de los retrovisores virtuales es que son mucho más aerodinámicos

Los nuevos retrovisores de Audi, que ya habíamos visto (solamente por fuera) desde finales de mayo, cuando se mostró en el concepto del SUV Audi E-Tron EV, ahora han sido mostrados en vídeo, donde además se muestra cómo funcionan. Se trata, en esencia, de una cámara instalada a cada lado del exterior del vehículo, donde irían normalmente los retrovisores, y una pantalla táctil por dentro.

Retrovisores virtuales de Audi

Las pantallas táctiles son de tecnología OLED de 7 pulgadas (como las tablets más pequeñas del mercado) en forma trapezoidal. El ‘espejo’, en concreto, tiene tres modos distintos: para carretera, para estacionar y para girar. Básicamente cada modo nos ofrece un ángulo, perspectiva y visión distinta; además recordemos que, mediante la pantalla táctil y los controles, también podemos modificar estos parámetros por nosotros mismos.

También habría que comprobar si no se modifica la conducción o si llegase a ser incómodo el hecho de tener que mirar hacia dentro del coche y no hacia fuera, como hemos hecho dentro, lo que podría alterar las costumbres en la conducción. Y es que supone un cambio muy significativo con respecto a un retrovisor tradicional.

Eso sí, como un día nuestro coche sufra uno de los vandálicos actos en los que personas se dedican a reventar retrovisores, seguro que la sustitución del nuestro saldrá mucho más cara que de costumbre; y es que no se trata de un simple espejo, sino de una cámara que probablemente sea bastante cara.

El Audi E-Tron, que incorporará de fábrica estos retrovisores, se presentará en Estados Unidos en septiembre, probablemente (originalmente iba a ser en Bruselas en agosto), y saldrá a la venta en Europa a finales de año.